Enviar
Viernes 27 Abril, 2012


En Costa Rica, Estados Unidos está trabajando con el gobierno para crear una estrategia de desarrollo baja en carbono

El amanecer de una nueva oportunidad

En este Día de la Tierra, es más evidente que nunca para el ciudadano medio el impacto que está generando el cambio climático, desde las inundaciones en América Central que ponen en riesgo la vida de la población, hasta la primavera tropical en Chicago.
China es ahora el mayor emisor de dióxido de carbono y ciertas economías en desarrollo como India y Brasil demandan cada vez más energía.
De esta forma, podemos ver cómo nuestra economía globalizada genera también un impacto global sobre el ambiente. Claramente, cualquier respuesta significativa debe contar con la participación de todos los países del mundo.
El Día de la Tierra 2012 constituye el amanecer de una nueva oportunidad para ofrecer una respuesta global focalizada.
En la conferencia COP 17, realizada el año pasado en Durhan, Sudáfrica, los países desarrollados y en desarrollo asumieron bajo acuerdo común, su obligación legal hacia el protocolo de abordaje del cambio climático.
Estados Unidos está buscando estas oportunidades en el país y en el extranjero.
En el plano interno, el aumento de los estándares de eficiencia de combustible para automóviles y camiones ligeros negociado por el presidente Obama, ahorrará 12 mil millones de barriles de petróleo, reducirá las emisiones de dióxido de carbono en 6 millones de toneladas métricas y ahorrará a los consumidores estadounidenses cerca de 1,7 billones de dólares, para el año 2025.
Miles de millones de dólares invertidos en la producción de energía limpia están alimentando el espíritu emprendedor del sector privado, en la búsqueda de energía limpia.
En Costa Rica, Estados Unidos está trabajando con el gobierno para crear una estrategia de desarrollo baja en carbono.
El gobierno de Estados Unidos también está subvencionando el desarrollo de una tecnología de red inteligente y la búsqueda de combustibles alternativos limpios, para que Costa Rica pueda estirar sus recursos de energía limpia, conforme incremente la demanda de electricidad.
A través de estos y otros programas, estamos colaborando con Costa Rica para que logre su objetivo de convertirse en un país carbono neutral para el año 2021.
Uniendo esfuerzos, podremos lograr que todos los días sean el Día de la Tierra.

Anne S. Andrew
Embajadora de Estados Unidos