Logo La República

Lunes, 17 de diciembre de 2018



NACIONALES


Deuda y salarios se comen el presupuesto

Rodrigo Díaz [email protected] | Martes 02 septiembre, 2014

Este es el primer presupuesto que el gobierno de Luis Guillemo Solís presenta al país. Ottón Solís, diputado del PAC, recibe el plan de gastos para su análisis. Marco Monge/La República


Proyección de este año casi llega a los ¢8 billones

Deuda y salarios se comen el presupuesto

Gobierno privilegia inversión e infraestructura

El pago de la deuda y los salarios de los funcionarios se llevarán el 63% del presupuesto de 2015, según el primer plan de gastos presentado por el gobierno de Luis Guillermo Solís.

Como es de esperar, las remuneraciones representan el principal rubro, pues un 29% de los casi ¢8 billones, se destinarán para este fin.
Por otra parte, un porcentaje menor, un 12%, se destinará al pago de intereses, mientras que la amortización de la deuda cubrirá el 22% del total de los recursos.
Tal y como lo prometió en campaña, el mandatario hace un esfuerzo para recortar algunas de las partidas más polémicas.
Ese es el caso los viajes al exterior, la propaganda y la publicidad, sin embargo, no logra aún disminuir el costo de los alquileres del Estado que tuvo un incremento de unos ¢10 mil millones.
Por otra parte, Solís incluyó casi ¢5 mil millones para la Dirección de Inteligencia y Seguridad (DIS), los cuales de seguro generarán un intenso debate en el Congreso, pues la oposición quiere cerrar esa institución debido al temor a que actúe como una policía política.
En inversión el gobierno destinará unos ¢518 mil millones adicionales con respecto al año anterior.
Las remuneraciones muestran un crecimiento de casi un 11%, muy por encima de la inflación proyectada por el Banco Central para el año próximo.
Hay que considerar que este incremento no corresponde únicamente a aumento salarial, sino también a nuevos trabajadores en el sector de la educación.
Para el próximo año se espera contar con más de 2.500 maestros para atender las necesidades de los centros educativos, explicó Helio Fallas, ministro de Hacienda.
Con respecto al año anterior, el presupuesto total tiene un incremento del 18%, justificado principalmente en el otorgamiento de más recursos para la amortización de la deuda.
El presupuesto prevé una necesidad bruta de colocación de ¢3,7 billones, que incluye ¢1,7 billones de amortizaciones, debido a importantes vencimientos de corto y largo plazo para 2015.
Uno de los problemas del presupuesto es que financia gastos corrientes con deuda. Para el próximo año está previsto destinar ¢1,5 billones de ese endeudamiento para financiar gastos corrientes.
A pesar de la rigidez que tiene el gasto del sector público, el gobierno decidió incrementar su presupuesto en algunas áreas que considera como parte de los pilares de su gestión.
Por ejemplo, decidió destinar más recursos para atender programas sociales de nutrición, protección a la niñez y la adolescencia, personas adultas mayores y con discapacidad.
También se buscó incrementar las pensiones del régimen no contributivo y el sostenimiento del programa de seguridad alimentaria.
El sector de infraestructura tendrá un incremento del 13% en su presupuesto con el fin de completar proyectos que tiene a cargo el MOPT, como las carreteras Naranjo-Ciudad Quesada, y Bajos de Chilamate-Vuelta de Kopper.
Adicionalmente, se destinarán recursos para ubicar en un solo edificio a todas las dependencias del MOPT. Con esta obra, para la que se destinarán ¢6 mil millones, se espera generar ahorros de ¢1.500 millones anuales en alquileres.
El Ministerio de Agricultura también recibirá un incremento de ¢10 mil millones en su partida, un 25% adicional, para financiar proyectos para el desarrollo de las comunidades rurales.

Rodrigo Díaz
[email protected]

Esteban Arrieta
[email protected]
@earrietaLR