Derechos humanos acercan a figuras del PLN con el PAC
Enviar

Varias figuras de Liberación Nacional han anunciado su voto en favor del Partido Acción Ciudadana (PAC), a pesar de la enemistad entre ambas agrupaciones, que han intercambiado acusaciones a lo largo de la presente administración.

Leonardo Garnier, exministro de Educación; María Luisa Ávila, exministra de Salud y Francisco Morales, exministro de Trabajo, todos liberacionistas, anunciaron en las últimas semanas su voto por el partido rojiamarillo.

Además, Christiana Figueres, hija de José Figueres Ferrer, caudillo liberacionista, dio un espaldarazo a la causa del PAC, llamando en un video al respeto de los derechos humanos y de los organismos internacionales.

Adicionalmente, Bernd H. Niehaus, quien fue canciller en el gobierno de Rodrigo Carazo, y Rodolfo Méndez, quien se desempeñó en varios cargos en gobiernos de la Unidad Social Cristiana, también dieron su adhesión al partido.

El acercamiento de figuras del PLN al PAC reside en un tema de respeto a los derechos humanos y la defensa de ideas socialdemócratas, sopesó Garnier.

“A muchos nos preocupa el planteamiento enormemente conservador de Restauración Nacional. Su visión de la educación y derechos humanos me parece impresentable, por no decir otra palabra”, agregó.

A Garnier también le inquieta la intromisión de la religión en la política, pues considera que es una etapa que se superó en Occidente y la combinación de estas dos esferas significa un retroceso.

Ávila también enarboló la bandera de derechos humanos para respaldar su voto por el PAC, pues consideró que Carlos Alvarado, su candidato presidencial, es más respetuoso de esto que su contrincante.

“Estoy segura de que muchos otros liberacionistas, patriotas y orgullosos de nuestro legado socialdemócrata le darán su apoyo a Carlos Alvarado; y de que, como PLN, nos reagruparemos para seguir siendo el partido que nuestros fundadores nos legaron (...)”, dijo Ávila en una carta abierta publicada el pasado 12 de febrero.

Morales, por otra parte, lamentó que las elecciones “estuvieran penetradas de valoraciones religiosas en vez temas seculares urgentes del país”.

“Los socialdemócratas aspiramos y luchamos por una sociedad democrática en donde se respeten los derechos humanos, la libertad, la inclusión y nos abrace a todos la tolerancia y la fraterna convivencia”, declaró.

Por último, Figueres, cuya candidatura a la Secretaría General de las Naciones Unidas fue apoyada por el PLN, expresó en un video de 4 minutos la necesidad de que los derechos humanos de todos sean respetados y que no haya discriminación.

También dijo que no se podían aceptar amenazas de retiro de los marcos legales internacionales.

Dicho mensaje contrasta con el discurso de Restauración Nacional, que se opone al reconocimiento de los derechos de la población LGBTI y su candidato, Fabricio Alvarado, ha amenazado con sacar al país de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, pues en su criterio, atenta contra la soberanía nacional.

Por el momento, ninguna figura de peso del PLN ha hecho pública su adhesión a Restauración Nacional, pero sí lo han hecho personajes de otros partidos, como Sergio Mena, de Nueva Generación, y Mario Redondo, de Alianza Democrática Cristiana.



Ver comentarios