Dele un segundo aire a su compu
Sobre las marcas de estos dispositivos hay muchas en el mercado nacional, pero una de las más reconocidas es Kingston Technologies. Archivo/La República
Enviar

Dele un segundo aire a su compu

Si su computadora de escritorio o portátil ya cumplió tres añitos de edad, estará acostumbrado a ir por una taza de café mientras la enciende y espera a que carguen sus programas.
Lo más seguro es que tampoco pueda navegar en Internet mientras escucha música y levanta un texto en Word, porque la máquina puede quedarse pegada.
Ahora bien, si no tiene dinero para renovar  su vieja compañera de trabajo, de viaje o de ratos de ocio, o los une un amor que trasciende las fronteras, todavía puede darle un tiempo extra.
Las desktop son muy fáciles de abrir, solo hay que quitar los cuatro o seis tornillos en la parte trasera del CPU (Unidad Central de Procesamiento, por sus siglas en inglés) y podrá instalar cualquier nuevo componente.
Por su parte, las laptops son mucho más difíciles de abrir debido a sus dimensiones y el tipo de dispositivos que utilizan para funcionar.
Si usted no está entre el grupo de los más osados para realizarle un “overhault” a su computadora por cuenta propia, busque una tienda especializada o técnico en informática para que actualice su computadora.
La pregunta del millón de dólares es qué debo cambiarle a mi computadora para renovarla sin gastarme un dineral.
En la mayoría de los casos basta con agregar más RAM  (Memoria de Acceso Aleatorio, por sus siglas en inglés) o cambiarla por otra más rápida, ya que existen distintos tipos (estáticas y dinámicas)
Si su computadora tiene instalados menos de dos Gigabites (GB) de RAM, lo recomendable es subirlo a 4 GB. Este es el estándar mínimo con el que vienen configurados hoy los equipos.
Reemplazar el viejo disco duro por una unidad de almacenamiento sólido (SSD, por sus siglas en inglés), también le ayudará mucho.
Esta tecnología no tienen piezas móviles, es más segura y consume menos energía que los discos duros tradicionales que almacenan la información por magnetismo.
Realizar estos dos cambios podría hacer un 40% más rápida a su vieja compañera de trabajo, de viajes de negocio o de ratos de ocio, por una inversión que difícilmente superará los $200.


Johnny Castro
[email protected]
@La_Republica

Ver comentarios