Dar tareas a vicealcaldesas elevaría productividad
En muchos casos los hombres tienen temor de enfrentar una competencia directa de las mujeres en puestos públicos, esto hace que los alcaldes no deleguen funciones a las vicealcaldesas, expresa Hilda Villalobos, presidenta de la Red de Mujeres Municipalistas. Gerson Vargas/La República
Enviar

Ley no les fija ninguna obligación

Dar tareas a vicealcaldesas elevaría productividad

Eliminación del puesto sería un retroceso en lucha por equidad



Dar tareas claras a las vicealcaldesas sería la solución para acabar con la falta de productividad de algunas de esas funcionarias.
En cuanto a eliminar ese cargo, como proponen algunos diputados, solo serviría para afectar la lucha de la igualdad política de género, debido a que el 90% de las vicealcaldías está ocupado por mujeres.
Esos son algunos de los temas que debaten los legisladores en la Comisión de Asuntos Municipales, mientras el Código Municipal no establece ninguna función a las vicealcaldesas.
“Esto hace que en la práctica muchas mujeres se queden sin hacer nada, debido a que el alcalde no les pone ningún trabajo, ya sea por temor a perder protagonismo político, machismo, rencillas internas o porque teme ser superado, entre otras razones”, señala Hilda Villalobos, directora ejecutiva de la Red de Mujeres Municipalistas.
De hecho, desde 2010 a la fecha se han presentado 12 denuncias por supuesta exclusión política ante el Tribunal Supremo de Elecciones.
Para solventar esta problemática, se estudia una iniciativa para obligar al alcalde a establecer en su plan de gobierno anual, las tareas específicas que delegaría a su subalterna, de lo contrario, podría ser acusado de desacato a la ley.
Algunas de las funciones podrían ser elaborar el presupuesto, fiscalizar el dinero ejecutado, representar al municipio en actividades y reuniones, o encargarse de buscar cooperación internacional.
“Pasa en estos momentos, que se les asignan a las vicealcaldesas funciones propias de una secretaria y no de una líder de alto nivel, como lo son en la realidad. En el peor de los casos, no se les pone a hacer nada”, indica Paulina Ramírez, diputada del PLN.
Uno de los argumentos para quienes desean eliminar la figura del vicealcalde es el costo.
En estos momentos, se establece que estos funcionarios ganan hasta un 80% del salario de su jefe inmediato, el cual asciende hasta los ¢7 millones en el caso de la Municipalidad de San José.
“Los municipios tienen pocos recursos en la mayoría de los casos para hacer su labor, por lo que cualquier ahorro es significativo para los ciudadanos. No pretendo cerrar espacios políticos para las mujeres, pero sí veo como una buena opción el ahorrar recursos”, opina Carlos Hernández, legislador del Frente Amplio.

201506232123330.8.png


Esteban Arrieta
[email protected]
@earrietaLR



 


Ver comentarios