Enviar

Cuarto sin inquilino

Cartaginés, huésped histórico, perdió su hegemonía dentro del top4

Luis F. Rojas
[email protected]  

Hace unos años el esquema de la primera división del fútbol costarricense era clásico: Alajuelense y Saprissa se disputaban el primer lugar y en ocasiones se les atravesaban en las finales heredianos y cartagineses, con más éxito los florenses.
No obstante, desde la temporada 1992-1993, cuando los rojiamarillos alzaron la copa, morados y manudos levantaron una dictadura incontestable de títulos nacionales.
Sin embargo, en lo referente al top4 del fútbol nacional, sí se han dado cambios. Herediano se mantiene como la tercera fuerza, pero los otrora sólidos inquilinos del cuarto lugar, los brumosos, se han ablandado.
El Cartaginés fue el cuarto grande sin discusión hasta la década de 1970, como demuestran las estadísticas de Gerardo Coto, periodista-historiador de la Unafut.
De 1970 a 1979 los brumosos hicieron 372 puntos en 332 partidos (en esa época las victorias otorgaban dos puntos, no tres como ahora). Solo fueron superados por Saprissa (450 en 340), Alajuelense (400 en 327) y Herediano (386 en 337).
Empero, en la década de 1980 fue desalojado del cuarto por el Municipal Puntarenas, que incluso se coronó campeón en 1987.
Al final de la década de 1990, Cartaginés había recuperado su posición histórica, pero el tercer milenio sorprendió al equipo centenario de nuestro fútbol de nuevo fuera del cuarto.
Haciendo un balance de las últimas diez temporadas del fútbol nacional, en resultados finales y sin tomar en cuenta el actual certamen, sobresale que el cuarto lugar del fútbol nacional está vacante, y ningún equipo puede sentirse dueño de él.
“Yo dejé al Cartaginés como un cuarto lugar”, asegura Rafael Palma, ex presidente blanquiazul que alcanzó dos subcampeonatos nacionales durante la década anterior, así como el máximo cetro de la Concacaf y el subcampeonato Interamericano.
“Uno de los problemas del Cartaginés es vivir de jugadores a préstamo, cuando antes éramos nosotros quienes los prestábamos. Eso es como tener y no tener. No se le pone cuidado a la liga menor de este equipo. ¿Por qué se van nuestros jugadores? ¿Por qué se fue Wardy Alfaro de Cartago? No es fácil hacerse cargo de un equipo así”, añadió Palma.
“A Thelvin Cabezas, aunque le falta asesoría, le deberían dar un premio, porque los que asumimos al Cartaginés con responsabilidad, sabemos que se requiere mucho sacrificio personal y ser muy valiente”, finalizó el ex presidente.
“No tenemos identidad y seguimos con esas políticas de traer jugadores de otros equipos. La actual delantera de Cartago era la tercera delantera de la Liga hace dos años. Nada va a cambiar si no se apoya el proceso de ligas menores y que el equipo sea en un 60% de la cantera propia. Que el resto provenga de afuera si fuera el caso, pero no hagamos un cementerio de jugadores que van para el retiro”, complementó José Luis Rodríguez, también ex jerarca brumoso.
No es solo un asunto de resultados deportivos, sino también de organización, infraestructura, afición, economía e incluso historia; las variables son numerosas.
Incluso el Herediano, que ha pasado por apuros económicos, no se puede descuidar, pues con Puntarenas FC, Pérez Zeledón y de última hora Liberia Mía, puliéndose en todos los aspectos, el tercer lugar también podría quedar vacante.



El top3

Saprissa
Desde la llegada de Jorge Vergara, que salvó al Saprissa de la quiebra, los morados han logrado estabilidad económica y en lo deportivo, únicamente con jugadores nacionales, se convirtieron en una rentable exportadora de talentos. Se han ido desde entonces jugadores y técnicos, pero el Saprissa sigue siendo protagonista, al punto que el popular club capitalino es el actual bicampeón.

Alajuelense
Gran infraestructura, pero en los últimos tiempos ha dado muestras de no estar muy solvente en lo económico. El famoso dinero por la transacción de Froylan Ledezma al parecer se esfumó y la deuda de la Caja de Seguro llevó a los manudos a la decisión de hipotecar el estadio. No obstante, por mucho siguen siendo una de las dos principales fuerzas futbolísticas y mercadotécnicas.

Herediano
Por ahora es el indiscutible tercero, por cantidad de aficionados y su proyección perenne de ser campeón… aunque tiene casi 15 años sin lograrlo. Empero, enfrenta serios problemas económicos, una gran deuda con la Caja que parece no tener salida fácil, y de no enderezar el rumbo de sus finanzas seguramente seguiría el mismo camino que Saprissa, cuando estuvo a punto de quebrar.


Cuatro por el cuatro

Cartaginés
Con planillas muy inestables en los últimos años, en las que llegan y se van muchos jugadores e igual técnicos, sin que se vean resultados positivos sostenibles por más de una campaña, Cartaginés sigue teniendo una irregularidad enorme. En lo económico está saliendo de una crisis, mantiene una gran afición, pero su pobre rendimiento deportivo lo sacó del top4.

Puntarenas
Tiene estadio propio y una junta directiva de las modernas, con manos empresariales. Aunque perdió una pieza clave como Michael Barrantes, en las últimas temporadas ha conservado una base muy sólida con la que es capaz de liarse de tú a tú contra quien sea, e incluso tiene capacidad para realizar contrataciones de renombre como Allan Alemán y Yosimar Arias.

Pérez Zeledón
Con estadio propio y junta directiva empresarial, al día con la Caja Costarricense de Seguro Social, los sureños sí son incapaces de mantener a sus figuras más cotizadas, y así en los últimos años perdieron a William Sunsing, Ricardo Steer, Daniel Alvarado, Kenny Cunningham, Windell Gabriels y Luis Lara. Empero, se las han arreglado para permanecer en la parte alta de la tabla.

Liberia Mía
De última hora surge un nuevo candidato para el top4: Liberia Mía, que al mando del exitoso empresario Mario Sotela pasó de ser un equipo modesto a uno poderoso, empotrado en el lugar de mayor potencial económico del país. Como muestra, contrató a tres franceses (incluido el nuevo técnico), a Sirias, Umaña, Alpízar, Sunsing y los hermanos Fonseca, Nelson y Rolando.

Ver comentarios