Enviar
Costa Rica no saldría ilesa de crisis estadounidense

A pesar de que no se pronostica un fuerte impacto, especialistas afirman que país sí sufriría algunos rasguños de la turbulencia financiera internacional

Betzi Villalobos
[email protected]

El último mes ha estado marcado por fuertes movimientos en los mercados financieros internacionales.
Las caídas de empresas como Fannie Mae, Freddie Mac, Lehman Brothers, Merril Lynch y American International Group han generado cambios importantes, marcados de pesimismo e incertidumbre que hacen pensar a los inversionistas cuánto se podría ver afectado el país.
En este tema aunque muchos participantes del mercado financiero local afirman que el efecto no va a ser tan fuerte, sí sostienen que Costa Rica no va a salir ileso.
“Va a ser difícil que las economías latinoamericanas salgan ilesas de esta turbulencia, quizás algunas con mayores rasguños que otras pero todas con moretones”, comentó Juan Manuel Tirado, consultor financiero de GWM Group.
Entre los principales efectos que se verían en el país se menciona la rebaja de los flujos de turistas, la merma en los capitales de inversión, el impacto sobre las exportaciones; y ante la falta de liquidez una disminución en la colocación de créditos, tanto al sector público como del privado, encareciendo o frenando nuevas inversiones en el país.
“Al reducirse el consumo en Estados Unidos y Europa, principales mercados de los costarricenses, eso puede impactar las exportaciones. Aunque el mayor efecto puede venir de la inversión extranjera directa en nuestras economías, que se puede ver reducida precisamente por esa falta de liquidez a nivel global”, afirmó Rainier Saballos, analista de Mercados Internacionales de E*Kapital Asset Management.
Debido a la falta de liquidez otro efecto que se menciona es la contracción del crédito que se seguiría dando en el país y su impacto en los diferentes sectores y empresas.
“El encarecimiento del crédito se ha vivido con mayor intensidad en los últimos meses donde las tasas en colones se han duplicado en la mayoría de los bancos comerciales estatales y privados, conduciendo a una disminución del consumo interno y a un alza en las cuotas por pagar de muchos deudores”, mencionó Adriana Rodríguez, analista de Grupo Acobo.
Así por ejemplo, la construcción creció en el primer semestre de 2008 un 5,8% menos, que el año anterior, esto originado principalmente por la falta de financiamiento que han tenido que hacer frente las desarrolladoras a nivel local.
“La baja en la construcción combinada con falta de liquidez y requisitos mayores para acceder al crédito, se hará sentir principalmente en una caída en el valor de las propiedades de lujo y zonas aledañas a aquellos sitios que estaban próximos al desarrollo urbano producto de la inversión privada con recursos provenientes de inversionistas externos”, comentó Rodríguez.
Ante esta baja se generan dudas del impacto sobre los fondos inmobiliarios o de desarrollo inmobiliario. No obstante, este dependerá de las apuestas de cada sociedad administradora de fondos según comentaron varios voceros consultados.
Se une a la lista de los efectos, lo que pueda pasar con algunos bonos costarricenses, debido a que la falta de liquidez ha generado que varios tenedores de bonos empezaran a liquidar a precios cada vez más bajos.
“A pesar de que Costa Rica se comporta como una isla, los bonos de referencia —que es prácticamente lo único que tenemos— sufrieron caídas en las cotizaciones de los brokers internacionales. Sin embargo, fueron caídas mínimas, medio o un cuarto de punto”, dijo Melvin Garita, analista bursátil de Lafise Valores.
Otro aspecto que se estudia es el impacto que se puede generar en la confianza de los inversionistas, quienes sienten temor ante las noticias negativas que se publican a ambos lados del Atlántico.
No obstante, los especialistas recomiendan analizar muy bien el perfil de cada inversionista y valorar los riesgos.
“Un inversionista de largo plazo puede encontrar opciones atractivas de inversión pues el mercado descuenta todos los activos, y genera oportunidades de comprar a precios atractivos. Sin embargo, hay que ser selectivo, pues no todo lo que ha caído necesariamente está barato, y es probable que muchas empresas que han sido muy golpeadas en esta crisis no logren sobrevivir para aprovechar la recuperación del mercado”, comentó Fernando Estrada, gerente de Estrategia y Negocios de INS Valores.








Ver comentarios