Enviar
¿Cómo notar que está en la cuerda floja?
Si usted piensa que su trabajo está en riesgo, lo peor que puede hacer es dejar de cumplir con sus tareas


A veces sentir inseguridad en el puesto de trabajo puede ser tan solo un mala percepción; pero en otras ocasiones, las señales que dan los superiores lamentablemente le pueden indicar que está en la cuerda floja.
Uno de estos signos es cuando empieza a percibir cierta frialdad de parte de su jefe inmediato, o bien, un cambio en el tipo de relaciones que usualmente tenían.
A esto se suma cuando se le restringe información o trámites a los que usualmente tenía acceso, o bien cuando intervienen otras personas para que se garantice el resultado que antes obtenía de forma individual.
“Estos indicadores son los que generalmente se presentan cuando hay planes de despido para con una persona, o bien, cuando se aproxima una reorganización que implica el despido”, comentó Nelson Sibaja, socio director de Nelson Sibaja & Asociados.
El experto considera que cuando una persona empieza a leer este tipo de comportamientos hacia ella, es muy importante que continúe haciendo su trabajo bien, buscando hablar del tema con alguien que no tenga que ver con su entorno laboral, esto porque la catarsis es necesaria, pero debidamente canalizada con personas que le puedan aportar puntos de vista objetivos y consejos positivos, recomendó.
“Sobre todas las cosas, la persona debe mostrar un comportamiento profesional y maduro, por difícil que sea, y debe cuidarse de que la emotividad no le juegue en contra”, agregó.
Por último, recomienda mantenerse concentrado en las tareas que hace y no manejar supuestos, ya que con esto solo logrará aumentar la carga emocional.
“Al final, sea por decisión propia, o por un despido, en las organizaciones se viven ciclos, y de seguro, vendrá otra empresa que le ofrezca lo que tal vez no tuvo en la que deja”, dijo.
Para evitar tambalearse en el trabajo, se recomienda conocer el negocio en el que se está, amar lo que se hace, ser proactivo, responsable, profesional y ofrecer siempre la milla extra, comentó Olga Quesada, presidenta de Markline Consulting Group.
Si al final resultó despedido, lo mejor es que investigue bien cuál fue la falla y corríjala de inmediato.

Melissa González
[email protected]
Ver comentarios