Colón es el segundo más devaluado en Latinoamérica
Febrero fue el mes en que inició este movimiento de desplome; sin embargo, mayo presentó el pico más alto de depreciación cuando llegó al 6,8%. Shutterstock/La República
Enviar

El colón es la segunda moneda más devaluada con respecto al dólar estadounidense en Latinoamérica, solo por detrás del peso argentino que ha tenido una caída del 9,6%.

El valor del dinero nacional cayó cerca de un 2,5% entre enero y julio, mientras que los países que los siguen (Nicaragua y Colombia) presentaron una disminución del 2,3% y el 2%, respectivamente, según cálculos de LA REPÚBLICA.

A pesar de que otras naciones del área presentaron caídas en este indicador, únicamente la de Costa Rica fue sostenida; esto quiere decir que varios países aplicaron políticas financieras para que sus monedas recuperaran su valor.

Febrero fue el mes en que inició este movimiento de desplome; sin embargo, mayo presentó el pico más alto de depreciación cuando llegó al 6,8%, y fue ahí cuando el Banco Central (BCCR) intervino con más fuerza para reducirlo al 2,3%.

Esto se deriva de que en ese mismo mes se presentó el alza más importante del año en el tipo de cambio hasta ahora, cuando en algunos bancos, el precio del dólar alcanzó los ¢600.

Durante mayo hubo una fuerte demanda de la moneda estadounidense, lo cual hizo que el Central tuviera que echar mano a las reservas de dólares para satisfacerla.

Por otro lado, durante los primeros meses del año el premio por invertir en colones era negativo, por lo que ese factor contribuyó también a la caída de la moneda nacional.

“Este movimiento genera resultados positivos para exportadores y quienes ganan en dólares; perjudica a los importadores, quienes tienen deudas en moneda estadounidense, pero ese equilibrio es necesario para el funcionamiento de la economía”, expresó Pablo Arias, analista del Grupo Acobo.

Las proyecciones indican que la situación del tipo de cambio se estabilizará y que el precio del dólar cerraría el año en ¢580, esto, sumado a algunas medidas que aplica el Banco Central harían que la devaluación en diciembre no sobrepase el 5%.

“Los ajustes recientes al alza en el nivel de las tasas de interés en colones han tendido a restablecerse en algún grado de premio por realizar inversiones y otros trámites en colones; al menos en los plazos más cortos atenúa la presión sobre el tipo de cambio”, acotó Alberto Franco, economista de Ecoanálisis.

Si bien la devaluación contribuye a mejorar la competitividad de un país, reduce la confianza de los consumidores en la economía interna, por ende este es un factor sensible a la hora de tomar decisiones económicas.

“Es posible que el BCCR requiera ajustes en la tasa de política monetaria para realizar un cambio real en las preferencias del mercado; la pérdida de reservas será la herramienta que tiene a mano para evitar una violenta depreciación de la moneda”, aportó Mauricio Hernández, gerente general de Prival Advisory.

El Central también pondrá atención al movimiento de dólares en las ventanillas de los intermediarios y en el mercado mayorista Monex.

 

 

Ver comentarios