Enviar
Ciclo Inmobiliario

El mercado costarricense actualmente se encuentra en la fase de expansión del ciclo inmobiliario. Al analizar los diferentes mercados inmobiliarios, se observa un aumento en los niveles de inventario, absorción y precios de mercado, mientras que las tasas de disponibilidad se encuentran en los niveles más bajos de América Latina.

Esto indica que pese a la alta oferta de nuevos proyectos inmobiliarios, la demanda sigue creciendo y los nuevos proyectos son rápidamente absorbidos. Si esta fuerte demanda por espacios inmobiliarios se fuese a desacelerar, la entrada de tantos nuevos proyectos podría conducir al mercado a una fase de sobre-oferta seguida por una recesión.

El alargue de la fase de expansión depende mucho de la infraestructura que tanto entes privados como públicos puedan brindar para mantener la atracción de inversiones y demanda de productos inmobiliarios. La alta demanda de extranjeros, tanto corporativos como privados, por los productos inmobiliarios locales ha causado que el ciclo inmobiliario sea muy vulnerable a las condiciones económicos globales (especialmente norteamericanas). Por su parte, a nivel local existen temas como la educación, infraestructura vial y tecnológica, la agilización de procesos de inversión y la incorporación de los diferentes sectores económicos y sociales al desarrollo, que son fundamentales para que el crecimiento del mercado inmobiliario sea sostenible a mediano y largo plazo.




Ver comentarios