Chávez nacionalizaría sector de cemento
Enviar
Chávez nacionalizaría sector de cemento


Caracas- Hugo Chávez, presidente de Venezuela, dijo que planea incautar las operaciones de cemento del país, lo cual amenaza los activos del mayor productor de la nación, Cemex SAB, de México.
“A partir de ahora deberán tomarse todas las medidas legales y económicas para nacionalizar al sector nacional del cemento en el corto plazo”, dijo Chávez en una declaración emanada del Ministerio de Comunicación e Información.

La medida también afectará a Lafarge S.A. de Francia y Holcim Ltd. de Suiza. Muchas empresas cementeras están contaminando el ambiente y no han invertido en nueva tecnología, dijo Chávez. El Estado les pagará a los dueños de las plantas “lo que sea que cuesten” e invertirá en la modernización de las fábricas, dijo. Venezuela expropió la planta Cementos Andinos de Cementos Argos SA de Colombia en el 2007.
Chávez ha nacionalizado los sectores de telefonía y electricidad y ha aumentado el control estatal sobre la industria petrolera como parte de una campaña hacia lo que el llama “socialismo del siglo XXI”. El año pasado, el Estado gastó miles de millones de dólares en las expropiaciones.
El líder venezolano dijo que prohibirá las exportaciones de asfalto y ha restringido los envíos de alimentos en el extranjero, todo como parte de su campaña para superar la escasez de ciertos productos en un entorno del más rápido crecimiento económico en el continente americano. Chávez ha acusado a los proveedores de materiales de construcción de ejercer un monopolio y demorar la construcción de viviendas y carreteras.
Cemex es el mayor proveedor nacional de cemento y concreto premezclado en Venezuela, con una capacidad de producción anual de 4,6 millones de toneladas y 33 plantas de concreto premezclado, según su sitio web. Una s
ubsidiaria local, Cemex Venezuela SACA, tenía un valor de mercado de 1.180 millones de bolívares ($547 millones) al principio de la jornada bursátil el viernes.
“Cemex no ha recibido notificación oficial alguna sobre esta decisión del Gobierno de Venezuela”, dijo el portavoz de la compañía, Jorge Pérez, en una entrevista telefónica. “Cemex solicitó una explicación de las autoridades venezolanas competentes”.
Holcim, el segundo fabricante de cemento del mundo, se ha tomado “seriamente” la amenaza, dijo el portavoz Peter Gysel en una entrevista telefónica el viernes. La compañía suiza opera dos plantas de cemento en Venezuela, una en San Sebastián y la otra en la región de Cumarebo. Juntas, las fábricas producen 2,4 millones de toneladas y emplean a más de 500 personas.
“No sabemos más que los otros”, dijo Gysel de Holcim. “Tenemos que esperar para ver qué pasa. Ya lo dijo varias veces antes”.
La portavoz de Lafarge, Lucy Saint-Antonin, prefirió no hacer comentarios sobre la amenaza cuando fue contactada por Bloomberg el viernes. La compañía francesa genera ingresos de 90 millones de euros ($141 millones) con sus operaciones venezolanas. Sus dos plantas tienen capacidad para fabricar 1,6 millones de toneladas, o un 23% de la producción potencial del país, dijo Saint-Antonin.

Ver comentarios