Bush aviva entusiasmo de jóvenes por demócratas
Enviar
Bush aviva entusiasmo de jóvenes por demócratas


Washington -- El presidente George W. Bush ha causado una fuerte impresión en los estadounidenses más jóvenes; no es la que los republicanos hubieran querido.
Más rápido de lo que uno puede decir “Facebook”, el grupo de los menores de 30 años se mueve hacia el Partido Demócrata. Esto obliga a los republicanos a redoblar sus atractivos para estos votantes, que se encaminan a las urnas en números mayores, revirtiendo años de participación declinante. El cambio puede tener consecuencias para los republicanos más allá de 2008.
“Los votantes jóvenes son críticos”, dijo Whit Ayres, un encuestador republicano que no está afiliado a ningún candidato. “Hay una buena cantidad de pruebas de que las inclinaciones partidarias alcanzadas en los años iniciales de formación política suelen ser razonablemente estables”.
Cuarenta y cuatro por ciento de los jóvenes de 18 a 29 años se consideran a sí mismos demócratas, mientras que 23% se identifica con el Partido Republicano, según una encuesta de Bloomberg/Los Angeles Times. No siempre fue así: el presidente Ronald Reagan obtuvo 59% de los votos juveniles en las elecciones de 1984 para su segundo término.
“Si eres republicano, no puede ayudar a tu partido el que tanta gente llegue a la mayoría de edad durante un Gobierno que echó a perder tantos proyectos”, dice Michael O'Hanlon, director de Opportunity 08, un amplio estudio del electorado que realizó la Brookings Institution, de Washington.
Scott Keeter, director de investigación de sondeos en el Pew Research Center de Washington, que ha hecho amplias encuestas entre votantes jóvenes, dice que las posiciones social conservadoras del Gobierno de Bush no tienen eco entre esos votantes. Los jóvenes están más preocupados por Irak, el calentamiento global, la atención de la salud y la seguridad económica.
Los republicanos, dijo, tienen dificultades “para atraer a la gente más joven que no está interesada en el matrimonio homosexual, los derechos gay y la inmigración”.
Esa es también la opinión de Lindsey Carmen, de 19 años, que planea votar y se inclina “decididamente” al Partido Demócrata. Bush “pone demasiado de su fuerte fe cristiana en la arena política”, dijo Carmen, que estudia en la Universidad de Maryland en College Park.
Un importante estudio de 1964, realizado por investigadores de la Universidad de Michigan, mostró que dos tercios de las personas que recordaban cómo habían votado en su primera elección seguían adheridas al mismo partido en la edad adulta.
Para los partido políticos, ganarse a esta generación de jóvenes votantes --conocidos como “Millennials”, “Gen-Next” o “DotNets”-- se ha vuelto cada día más crítico por su creciente peso como segmento del electorado. Esos votantes sumarán cerca de 50 millones en la elección de 2008 y probablemente comprendan un tercio del electorado en 2015, según un estudio del grupo de investigación Democracy Corps y la empresa encuestadora Greenberg Quinlan Rosner, ambos de Washington.
Además, mientras la participación entre los votantes jóvenes sigue siendo menor que entre otros grupos etarios, ellos están acudiendo a votar en mayor número. En la elección presidencial de 2004, 49% de los jóvenes entre 18 y 29 años fueron a las urnas, un aumento de 9% frente al 2000. Ese año, los jóvenes apoyaron al candidato demócrata, el senador John Kerry de Massachusetts, 54% a 45% en su fallido intento de desplazar a Bush. En 2006, los votantes jóvenes favorecieron a los candidatos demócratas por un margen de 38%.
La potencial importancia del voto juvenil es puesta de relieve por las cifras de la actual elección en la encuesta de Bloomberg/Los Angeles Times de este mes. El republicano Rudy Giuliani aventaja levemente a ambos candidatos demócratas, los senadores Hillary Clinton de Nueva York y Barack Obama de Illinois, entre los votantes de más de 30 años. A la vez, ambos demócratas superan a Giuliani, ex alcalde de Nueva York, en el total y ganan 2 a l entre los votantes jóvenes.
“Mientras esta guerra y sus extensiones como Irán estén en primer plano y en el centro, los jóvenes favorecerán desproporcionadamente a los candidatos demócratas”, dijo Hans Riemer, director de juventud para la campaña presidencial de Obama.
Uno de los intentos de los republicanos por revertir la tendencia fue la creación de una página en Facebook, la red de contactos sociales, y su propio canal YouTube con videos que promueven el mensaje del partido.

Ver comentarios