Enviar
Banqueros y autoridades reguladoras presionan por eliminar su funcionamiento
Banca off shore se tambalea

• Central y autoridades supervisoras están de acuerdo para sacar este tipo de bancos de los grupos financieros

Wilmer Murillo
[email protected]

La fórmula antiinflacionaria del Poder Ejecutivo contempla desestimular las off shore porque están fuera de la supervisión, su operación distorsiona el control de la liquidez y dificulta la transmisión de la política monetaria.
Ante ello el BAC San José planteó ir más allá y eliminar los artículos de la ley que permiten su funcionamiento. “Así se acaba el cuento”, dijo Gerardo Corrales, vicepresidente del Grupo BAC.
Corrales, cuyo banco no cuenta actualmente con una off shore, recordó que la ley permite la existencia de bancos domiciliados en el exterior, y también señala que no estarán bajo supervisión ni control monetario del Banco Central.
“Desde el año pasado todos aceptamos que el momento histórico de las off shore había pasado y que no se justifican, por lo que procederíamos a sacarlos de los grupos financieros”.
Aprovechando la propuesta de ley para otorgar superpoderes al Banco Central, el jerarca se mostró anuente a que simplemente se deroguen los artículos que permiten su funcionamiento.
Sin embargo seguir por la vía de gravar las remesas y los encajes no es la mejor alternativa a juicio del banquero.
Mantener esta situación hará que sigan viniendo bancos de maletín que prestan, no encajan y se van.
Explicó que si el país quiere gravar con intereses los créditos del exterior debería ser parejo y evitar el arbitraje entre la banca off shore y la banca de maletín. “Si hay consenso de que esta banca ya jugó su rol, hay que sacar provecho de esta oportunidad para eliminar y acabar de una vez por todas con el tema de incentivos, encajes y de impuestos”, señaló.
Oscar Rodríguez, superintendente de entidades financieras, considera que este tipo de banca tuvo su razón de ser al inicio de los 80, cuando la Ley de la Moneda vigente hacía inviable otorgar préstamos en moneda extranjera.
En aquella época, el Banco Central fijaba las tasas de interés de la banca y establecía programas crediticios que definían a cuáles sectores prestar, haciendo sumamente difícil crecer a los bancos que iniciaban operaciones. Esas razones fueron corregidas hace muchos años. “Hoy no se justifican las off shore”, adujo Rodríguez.
De su desaparición también es partidario Gerardo Porras, gerente del Banco Popular y de Desarrollo Comunal, por considerar que ciertamente cumplió su ciclo. “Su desarrollo se justificó en el pasado, cuando en el país existían muchas restricciones a las operaciones de los intermediarios privados”, señaló.
Por diferentes razones, Jorge Eduardo Sánchez, legislador de la Unidad Social Cristiana, está a favor de que desaparezca. “No es posible que la banca pública pueda ser manoseada por todo el mundo, pero que esta no pueda ir a otros mercados a hacer negocios”.
Las autoridades reguladoras también se han manifestado en contra de la operación de las off shore.
Ver comentarios