Bajón residencial amenaza con arrastrar a recesión
Enviar
Bajón residencial amenaza con arrastrar a recesión

El mercado residencial sacó a Estados Unidos de siete de las últimas ocho recesiones. Esta vez, puede extinguir la recuperación.
Las ventas de viviendas se desmoronaron después de que un crédito impositivo federal venció en abril.
Desde entonces, la expansión encabezada por la producción fabril, que comenzó en el segundo semestre de 2009, ha estado desvaneciéndose, con crecientes reclamaciones por desempleo y menguantes pedidos de fábricas.

“Si las ejecuciones inmobiliarias continúan aumentando y deprimiendo los precios de las casas, eso podría hacer que la economía vuelva a caer en una recesión”, dijo Celia Chen, economista que sigue el sector para Moody’s Analytics Inc. “El mercado residencial y la economía general están estrechamente interrelacionados”.
El gasto en la construcción de casas y artículos como muebles y hornos representó alrededor de 15% del producto interno bruto en el segundo trimestre, según Moody’s Analytics, con sede en West Chester, estado de Pensilvania.
Los bienes raíces también pueden influir indirectamente en el gasto del consumidor.
Cuando los valores se dispararon a mediados del decenio que comenzó en el año 2000, la gente usó el aumento en el capital hipotecario para pagar por automóviles y vacaciones.
Después de que los precios cayeron, los propietarios de viviendas perdieron ese colchón y limitaron el gasto.
Un informe por la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios (NAR, por sus siglas en inglés) con sede en Chicago mostrará que las ventas en julio de las casas usadas se hundieron 12,9% desde junio, el mayor descenso mensual de 2010, según el cálculo mediano de economistas encuestados por Bloomberg.
Las ventas de casas nuevas, que representan menos de un décimo de las transacciones residenciales, se mantuvieron el mes pasado en el segundo nivel más bajo hasta la fecha, predicen economistas que mostrarán datos del Departamento de Comercio el 25 de agosto.
Por otra parte, Raghuram Rajan advirtió acertadamente a los directores de bancos centrales en 2005 sobre una crisis financiera potencial si los bancos perdían confianza entre sí. Ahora el ex economista jefe del Fondo Monetario Internacional dice que la reserva Federal debería estudiar un aumento de tasas de interés, aun cuando casi 10% de la fuerza laboral de Estados Unidos está desempleada.
Los tipos de interés cerca de cero crean el riesgo de atizar burbujas de activos o apuntalar compañías ineficientes, dice Rojan.
Depués de que se mitigue la crisis de deuda en Europa, el presidente de la Fed Ben S. Bernanke debería comenzar a aumentar su tipo de interés referencial por hasta 2 puntos porcentuales para que ya no sea negativo en términos reales.

Washington

Ver comentarios