Logo La República

Lunes, 10 de diciembre de 2018



ACCIÓN


¡Azul intenso!

Gaetano Pandolfo [email protected] | Lunes 20 octubre, 2014

Eduardo Valverde se jugó un partidazo contra Herediano y fue el pulmón de los brumosos; se las ve con Dave Myrie, autor del segundo gol del Team. www.imagenesencostarica.com/La República


¡Azul intenso!

Jugando a lo campeón Cartaginés liquidó a un desordenado Herediano

Se lució Mauricio Wright con un planteamiento agresivo, una formación inteligente que tuvo la respuesta exacta en la actitud de sus jugadores, dispuestos a no regalar medio metro de zacate (barro), listos a presionar, correr, marcar como si se estuviera disputando el título.

En la otra acera, un equipo que se construyó al revés, que dejó sentado a un defensa izquierdo nato como Francisco Calvo para improvisar a Verny Scott; que juega con Elías Aguilar, un zurdo, como puntero derecho; que mete a Esteban Ramírez, un derecho a jugar por la izquierda, en eso que algunos llaman “pie cambiado”.
Tampoco el equipo de Jafeth Soto se pudo acomodar en el fangoso territorio del Fello Meza porque el rival no le dio tregua, ni oxígeno. Paró una línea de cuatro sólida y una cintura que se juntó con cuatro o cinco piezas según las circunstancias del juego, gracias a la pierna de Néstor Monge, la movilidad de Eduardo Valverde que fue un pulmón, el pase de bola de Carlos Hernández y sobre todo, que Cristian Bolaños se soltó a jugar y fue el futbolista que los hinchas del Cartaginés urgían de ver para el despertar del equipo.
Valverde, Alvarado, Monge, Hernández y Bolaños se apoderaron de la zona de máquinas y dejaron sin batería a Óscar Esteban Granados, Gabriel Gómez, Elías Aguilar y al desamparado José Sánchez, quien no recibió una pelota en profundidad, al recargar el Team su fútbol ofensivo por la franja derecha con un individualista Elías Aguilar, que cuando pudo quitarse el cerrojo de “Lechita” y Sixto Betancour pecó de “buchón”.
Cuando Erick Cabalceta conectó a la red un tiro libre de Carlos Hernández en el minuto 8, las cosas empezaron a pintarse de azul, pero pocos minutos después, el árbitro Henry Bejarano se inventó un penal de Betancour sobre Víctor Núñez y el “Mambo” empató el partido.
Jugaba mejor Cartaginés con Bolaños destapado por la derecha; ahí el mundialista atrapó un filtro largo de Monge, encaró al portero Leonel Moreira y este lo derribó. Penal clarísimo y Jamesson Scott lo dejó en la red. ¿No había que expulsar a Moreira, último hombre?
Secados Gómez y Granados por las tuercas brumosas, el anfitrión siguió jugando mejor y de nuevo Cristian Bolaños desafía la marca de Scott, lo quiebra y centra. De espaldas recibe Andrés Lezcano, quien da vuelta y remata el tercero a la red ante la inoperancia de Montero.
Yosimar Arias sustituye a José Sánchez y en el 50, reaparece Johan Condega quien entra por el lesionado Monge y se acomoda en el sector derecho del ataque a dibujar estragos con Carlos Johnson.
Precisamente Condega pone al Zorro Hernández de cara al gol, pero el volante se atasca y enseguida, un roce de piernas entre el mismo Condega y Granados, es visto como falta del florense al brumoso, cuando sucedió al revés. Otro penal y Hernández sentencia el 4-1 a la red.
Minutos después, los dos equipos se quedan con diez unidades, al ser expulsados el Zorro y Mambo por un altercado entre ellos.
Jafeth revitaliza su formación con los ingresos de Esteban Ramírez y Anllel Porras pero solo le alcanza para jugar un poco mejor y descontar por medio de Dave Myrie, que robó la espalda de Betancour para vencer plácidamente a Alejandro Gómez.
Anotación de maquillaje, apenas para salir del Fello Meza menos humillado. Victoria azul, clara, contundente, ansiosa y necesaria, bien elaborada desde el vestuario amarrada con el fervor de los jugadores.

Gaetano Pandolfo
[email protected]
@La_Republica