Avanza proyecto que facilita la aplicación del trabajo comunitario como pena alternativa
Imagen con fines ilustrativos. Shutterstock/La República.
Enviar

El proyecto de ley que facilita la implementación del trabajo comunitario o socioeducativo como una pena alternativa, avanzó esta tarde en la Comisión de Seguridad y Narcotráfico.

Dicha pena consiste en que las personas condenadas presten servicios gratuitos, en instituciones estatales u organizaciones privadas sin fines de lucro, declaradas de interés público.

También se promueve, como pena alternativa, que la persona condenada realice estudios en el centro de estudio de enseñanza apropiado para sus condiciones personales.

De esta forma, cuando una persona comete un delito menor, en vez de ir a prisión se le dará la posibilidad de realizar trabajo comunitario o socioeducativo para redimir a la sociedad.

Para optar por esta alternativa, la persona condenada deberá de tener una pena menor a cinco años, no haya utilizado armas ni actuado en violencia, no tener antecedentes penales, y que no haya cometido un delito de crimen organizado.

“La posibilidad de aplicar las penas de prestación de servicios de utilidad pública, va a contribuir  a bajar los índices de hacinamiento carcelario. Por eso, la aprobación de esta iniciativa es prioritaria en materia de seguridad” indicó Marco Vinicio Redondo, diputado del Partido Acción Ciudadana.



Ver comentarios