Arbitraje impide acuerdo para ruta 27
Enviar

Contraloría no aceptará adenda hasta que el concesionario desista de reclamo

Arbitraje impide acuerdo para ruta 27

Gobierno reconocería $44 millones a Globalvia y se definiría entrega de obras pendientes

Un proceso de arbitraje interpuesto por la concesionaria de la ruta 27 ante el Estado costarricense dio al traste con el arreglo acordado por ambas partes, pues este fue rechazado por la Contraloría General de la República.
Globalvia, empresa concesionaria, y el Consejo Nacional de Concesiones, habían redactado una nueva adenda al contrato de concesión, en el que se ponía fin a varias diferencias que se discuten desde que inició la obra.

201501202217040.n77.jpg
La principal enmienda es el pago de $44 millones, como reconocimiento al aumento en los costos desde 2000, cuando se dio la concesión, y 2008, fecha en que iniciaron las obras.
Sin embargo, mientras exista la querella por parte de la concesionaria, la Contraloría no avala el acuerdo.
“Esa discusión pretende ser materializada en varias cláusulas de la adenda que se remite a la Contraloría para aprobación de lo que no resulta jurídicamente viable”, indicó Allan Ugalde, gerente de Contratación Administrativa.
Tampoco se desprende una voluntad firme de las partes, lo que podría estar sujeto a una variación futura que se resuelva por arbitraje.
El reclamo fue presentado por Globalvia al Centro Internacional de Conciliación y Arbitraje, debido a la falta de acuerdo entre ambas partes sobre la suma que corresponde a costos adicionales, ocasionados por el atraso en el inicio de la construcción de la carretera.
“Son formas de ver las cosas. En términos generales, nosotros lo que estábamos haciendo era que a través de la adenda, llegábamos a acuerdos para cerrar el proceso arbitral”, expuso Jorge Mora, secretario general de Concesiones.
Si se refrendaba el documento, la empresa podía tener seguridad de que recibiría el pago. Por el contrario, si depone el arbitraje queda con la incertidumbre de que podría quedarse sin cobrar el monto en reclamo, si la Contraloría no aprueba el refrendo.
“Ahora tenemos que sentarnos nuevamente y ver la posibilidad de cerrar el tema de una vez por todas”, señaló Mora.
Peritos de una y otra instancia están de acuerdo en que, en caso de prosperar la demanda, el monto a pagar ascendería a $90 millones.
Otros temas que se definen en la adenda son las obras faltantes para la puesta en servicio definitivo de la carretera, así como el mecanismo de ingresos garantizados, entre otros rubros.
Con la adenda, la sexta que firman ambas partes, se establece un costo total de la obra de $302 millones.
Se solicitó la opinión a Globalvia, pero al cierre de edición no se había obtenido respuesta.

Rodrigo Díaz
[email protected]

Ver comentarios