A liquidar o a sufrir
Enviar
A liquidar o a sufrir
Real Madrid tiene en sus manos qué clase de final de Liga deberá afrontar

El clásico español Barcelona-Real Madrid que se juega mañana (12 m.d. hora de Costa Rica), tiene dos horizontes claros: encender la ilusión azulgrana y provocar un cierre de infarto en la “Liga de las Estrellas”, en caso de una victoria del Barça; o abrir las puertas y poner la luz verde hacia el trono, que a cuatro pasos esperará por el Real, si logra vencer o por lo menos empatar este juego.
Vencer al Barcelona sería, para el Real Madrid, como la salsa que le dé sabor a un título para el cual aparece como el gran candidato; perder, es poner agonía a las fechas restantes y en caso de campeonizar, hacerlo con el lunar de no haber podido vencer a su archirrival.

Todo está listo. José Mourinho ha vuelto a su pizarra a replantear una vez más la estrategia para vencer al equipo del toque; quizá el Chelsea le dio algunas luces, mientras Pep Guardiola prefiere parafrasear que ahora ve la Liga tan solo un poco menos lejana.
No obstante, se dice que cuantos más negativos tiene algo, más se acerca al positivo y tal vez esto funcione en esta ocasión para “Mou”, que solo una alegría tiene ante los azulgranas y la consiguió en la prórroga de final de Copa del Rey. Entonces, ganarle al Barcelona ha pasado de ser una misión a convertirse en una obsesión para el portugués.
En el campo, el duelo de estrellas, Messi y Cristiano. Al argentino lo bendicen el fútbol de toque de su equipo y dos genios a su espalda, Iniesta y Xavi, mientras Cristiano es más individual, no recibe tanto apoyo, a pesar de un creciente Benzema, pero igual ha demostrado en las redes que sabe su oficio y está por verse si esta será su esperada gran noche ante Barcelona.
Ambos llegan a este choque con cifras de récord, 41 dianas esta temporada solo en la Liga y 61 y 53 para Leo y Cristiano, respectivamente, en la suma de competencias internacionales; no obstante, mañana más que nunca sus equipos requerirán que ellos marquen diferencia.
Se vislumbra un clásico muy parejo, porque hasta la preocupación de tener pendiente para la próxima semana un partido de la Liga de Campeones, en la que están abajo, comparten estos dos equipos.
Un aliciente extra para el Real será que si anota, empezará a contar el nuevo récord de goles marcados en una Liga, tras igualar 22 años después, a falta de cinco jornadas, los 107 que firmó en 1989-1990 la “Quinta del Buitre”.
La participación de jugadores de origen latinoamericano en el clásico será otro elemento que se ha de tomar en cuenta.
Además del argentino Messi está su compatriota Javier Mascherano; los brasileños Dani Alves, Adriano y el chileno Alexis Sánchez en el Barcelona. Recordemos también que Thiago Alcántara, nacido en Bari (Italia), es hijo del futbolista brasileño Mazinho.
En el Real el elenco tampoco es pequeño, con los argentinos Angel Di María y Gonzalo “El Pipita” Higuaín y los brasileños Marcelo y Kaká. Y también se encuentra Pepe, brasileño de nacimiento e internacional por Portugal.
El escenario está listo. El Camp Nou espera y en el planeta cientos de millones de personas se preparan para algo que más que un partido de fútbol es un espectáculo. ¡Que así sea!

Luis Rojas
[email protected]


Ver comentarios