Enviar
¡A reír del desamor!

• El talentoso productor Judd Apatow es el cerebro detrás de una hilarante comedia romántica.

“¿Cómo sobrevivir a mi ex?”
(Forgetting Sarah Marshall)
Dirección: Nicholas Stoller. Reparto: Jason Segel, Kristen Bell, Mila Kunis, Russell Brand. Duración: 1:52. Origen: EE.UU. 2008. Calificación: 7.

Sufrir una decepción sentimental puede ser muy doloroso. Incontables melodramas se han realizado sobre este argumento, usualmente mostrando los aspectos más trágicos y conmovedores del desamor. En “¿Cómo sobrevivir a mi ex?” se evidencia el lado más ridículo, y por lo tanto más gracioso, de una separación. El talentoso productor Judd Apatow es el cerebro detrás de esta hilarante comedia romántica, escrita e interpretada por Jason Segel.
Todo comienza cuando el joven y exitoso compositor Peter Bretter es abandonado por su novia, la célebre actriz Sarah Marshall. Ella es la estrella de una popular teleserie de detectives; él elabora las partituras musicales del mismo programa. Cuando recibe la mala noticia, Peter se deprime y trata en vano de olvidar, recurriendo a la botella y viviendo escuálidas aventuras de una noche.
Finalmente, decide seguir el consejo de su mejor amigo, quien lo impulsa a tomarse unas vacaciones. Peter viaja a un lujoso complejo turístico en una isla de Hawái. Para colmo de la mala suerte, en el mismo hotel se hospeda también Sarah con su nuevo novio Aldous Snow, estrella de rock y símbolo sexual.
Tal como sucede en otros filmes producidos por Judd Apatow, como “Virgen a los 40” (2005) y “Ligeramente embarazada” (2007), el relato gira en torno a la sexualidad. Los autores abarcan el tema con una actitud abierta que roza la desfachatez, sin caer en la vulgaridad gratuita. Hay un par de desnudos masculinos que no llegan a ser ofensivos, sino que están justificados dentro del desarrollo narrativo. Más allá de ciertas concesiones a la chabacanería, la cinta no degenera en lo soez. Más bien cautiva con su sinceridad: detrás de las situaciones farsescas, se halla siempre alguna verdad, acerca de las relaciones de pareja.
El desenlace decepciona, pues se apega a las fórmulas más consabidas de un género que, hasta entonces, había sido objeto de una sátira sutil y eficaz. A pesar de ello, el espectador no se siente engañado, porque el ritmo es ágil y la chispa se mantiene vigente, hasta en los momentos menos inspirados.
El director debutante Nicholas Stoller no aporta soluciones visuales novedosas, pero demuestra seguridad y destreza en el manejo de los actores, todos utilizados al máximo de sus posibilidades. Jason Segel (de la teleserie “Freaks and Geeks”) es toda una revelación, y los personajes secundarios son tan bien esbozados, que algunos de ellos se roban las palmas, empezando por Russell Brand, como el odiado e irresistiblemente atractivo Aldous Snow.
En el grisáceo panorama actual, “¿Cómo sobrevivir a mi ex?” representa un relámpago de buen humor, concretando una propuesta amena y refrescante.
Ver comentarios