Enviar
En presidencia de Comisión de Derechos Humanos
Avala Sala IV nombramiento de Orozco
“Es responsabilidad de legisladores”, indican magistrados

Sin entrar a conocer los argumentos presentados, los magistrados de la Sala Constitucional rechazaron ayer “ad portas” el recurso de amparo que pretendía remover al diputado Justo Orozco de la presidencia de la Comisión de Derechos Humanos.
Esto, al considerar que la conformación de cualquier foro del Congreso es responsabilidad exclusiva de los legisladores.
El jueves anterior, cinco de los siete congresistas de esa comisión avalaron la designación de Orozco, a pesar de que los grupos pro homosexuales pedían lo contrario.
Ante esta situación, el Movimiento Diversidad presentó un reclamo ante los magistrados, aduciendo una supuesta imparcialidad del legislador para dirigir la comisión.
El congresista Orozco pertenece a Renovación Costarricense, un partido cristiano, y ha manifestado abiertamente su oposición al proyecto de sociedades de convivencia, el cual legalizaría las uniones de personas del mismo sexo.
La opinión de Orozco en contra de las iniciativas pro homosexuales solo representa un voto de los siete de la comisión, por lo que un proyecto como el mencionado, no depende del congresista cristiano únicamente, sino del pleno de ese foro legislativo.
Pese al rechazo de algunos sectores al nombramiento de Orozco, su posición no dista de la que tienen otros legisladores, quienes creen que el país debe discutir otros temas como prioridad.
“La doctrina de la Iglesia nos enseña a respetar a todos los sectores, aunque no compartamos su visión. Considero que hay mucho que hacer en este país, para estar discutiendo este tipo de cosas, que alientan el morbo. Costa Rica está al borde del colapso y es nuestra responsabilidad atender su problemática”, indicó José Roberto Rodríguez, legislador de la Unidad Social Cristiana.
En la comisión de derechos humanos del Congreso, también se discutirían otras iniciativas polémicas, como la ley de fertilización in vitro.
La mayoría de bancadas no tienen posiciones de fracción en estos dos temas, debido a su complejidad legal, ética y religiosa.
“Con todo respeto, a los que están opuestos al nombramiento de don Justo, me parece que esto se ha sobredimensionado. El hecho de que él haya manifestado su oposición a los temas de la comunidad homosexual, no da pie para más. En lo personal, yo tuve que salir custodiado por efectivos de seguridad, pues en algún momento se perdieron el respeto y la tolerancia”, dijo Oscar Alfaro, legislador del Partido Liberación Nacional, quien votó favorablemente por el nombramiento de Orozco.

Esteban Arrieta
[email protected]
Ver comentarios