Logo La República

Jueves, 28 de octubre de 2021



NOTA DE TANO


Yankees de Nueva York, temprano a casa

Gaetano Pandolfo gpandolfo@larepublica.net | Viernes 08 octubre, 2021

El piloto Aaron Bonne está en la cuerda floja

Los Medias Rojas de Boston ganaron el duelo por el Comodín a los Yankees de Nueva York, que ahora suman 12 años sin título de Serie Mundial.

La última vez fue en 2009, cuando ganaron el título 27 de su historia, derrotando a Filis de Filadelfia.

Tras este nuevo fracaso de los Bombarderos del Bronx, algunos analistas opinan que la medida a tomar debe ser clara y contundente: dejar de invertir en jugadores de posición y hacerlo en lanzadores.

Y es que no basta con tener la ofensiva más temida de las Grandes Ligas y una nómina de lujo, con exceso de jardineros de alta calidad, pues el pitcheo sigue siendo la parte débil del equipo.

Lea más: Cooperstown recibió al gran Derek Jeter

El equipo más ganador de las Grandes Ligas vive así la tercera sequía más larga de su historia.

La primera gran pregunta para Nueva York será la continuidad de su cuestionado piloto Aaron Boone.

Boone queda libre al terminar la Serie Mundial y entonces el gerente Brian Cashman se enfrenta ante la gran interrogante sobre si continuar con el mánager.

Dentro de la lista de agentes libres el más llamativo es Anthony Rizzo. El bate zurdo llegó a Nueva York de los Cachorros de Chicago con el objetivo de ser la pieza que faltaba para dar el último salto en postemporada. Durante el poco tiempo que estuvo logró conectar 43 imparables.

Otro bate nuevo de mitad de temporada fue el texano Joe Gallo, que en ofensiva aportó lo suyo, incluyendo varios vuelacercas.

Sin tener la producción ofensiva que hubieran esperado los Yankees, la moneda está en el aire. Aunque los reportes señalan que Rizzo podría tener un futuro claro con la novena para la siguiente temporada.

A pesar de las críticas, el pitcheo abridor, exceptuando quizás el duelo del Comodín, representó una parte sólida para resguardar la defensiva. Tanto Corey Kluber como Gerrit Cole garantizaron seguridad en sus aperturas. Pero aún podría faltar un brazo que pueda garantizar mayor estabilidad para abrir juegos, en especial porque en ocasiones Jameson Taillon se tambaleó en varias oportunidades y Clarke Schmidt aún no parece ser la respuesta que necesitan para 2022.

Lea más: Semana de infarto en Grandes Ligas

También los “Mulos” tuvieron problemas con los descontroles habituales del cerrador Aroldis Chapman y la floja defensiva del receptor Gary Sánchez.

Entonces, los millones de fanáticos de la franquicia más amada del béisbol profesional, sufren nueva decepción, que contrasta con la alegría de miles de detractores del calificado “Imperio del Mal”.

gpandolfo@larepublica.net

NOTAS ANTERIORES








© 2021 Republica Media Group todos los derechos reservados.