Enviar

Nicaragua está fortaleciendo su fuerza armada con apoyo ruso
¿Y el ejército tico?

· No queda claro por qué el país pinolero requiere armas imponentes

Redacción
La República

Aunque Daniel Ortega, presidente nicaragüense, y su embajador en Costa Rica, Harold Rivas, han puesto en duda la ausencia de ejército en Costa Rica, es Nicaragua el que sí dispone de armas militares pesadas, incluidos aviones de caza.
Muchos de los equipos militares nicaragüenses están viejos, pues fueron fabricados por la antigua Unión Soviética.
No obstante, en setiembre Rusia aceptó modernizar y reponer la capacidad del armamento del ejército nicaragüense, según una declaración del embajador de Moscú en Managua, Igor Kondrashev.
El ejército de Nicaragua posee 51 misiles antiaéreos, conocidos como Sam-7, que se obtuvieron de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) durante la década de 1980, entre otros, y que han motivado a Estados Unidos a exigir su destrucción.
No queda claro por qué un país con casi una cuarta parte de su población conformada por refugiados económicos, y que no parece tener ningún serio conflicto, sea de tipo territorial u otro con sus vecinos, esté preocupado por el fortalecimiento de su ejército.
La tesis del gobierno de Nicaragua es que si se tiene ejército hay que renovar equipos y nada más.
Sin embargo, otra versión afirma que la fuerza militar nicaragüense serviría más bien para reprimir cualquier oposición interna agresiva en contra de la actual administración de Ortega. "Este reforzamiento militar obedece a una maniobra para intimidar a la oposición, así de sencillo", comentó Alberto Cañas, periodista.


Ver comentarios