Logo La República

Viernes, 16 de noviembre de 2018



MAGAZINE


¿Viejos? ¡Nunca!

Carmen Juncos [email protected] | Lunes 07 abril, 2008



Con Sumo
¿Viejos? ¡Nunca!

Carmen Juncos
[email protected]

En mis años de adolescencia, no era tan extraordinario que una mujer se casara muy joven, como fue mi caso. Hoy es inconcebible casi, aunque la sociedad está llena de madres solteras adolescentes. Pero ese es otro tema.
Este y muchos otros cambios se han dado y entre ellos el hecho de que vivimos más años ahora que antes. El cambio en el estilo de vida y los avances científicos han logrado que podamos vivir más.
Las mujeres de hoy no solo se casan a mayor edad sino que conciben hijos después, porque al tardar más en formalizar una relación de pareja y querer consolidar una carrera y una posición económica antes, la cuestión de los embarazos se pospone.
Algunas llegan al punto incluso de sobrepasar la edad aconsejable para embarazarse y entonces se inclinan por la adopción. Los casos más públicos son los de algunas estrellas del cine.
La realidad es que se han prolongado o modificado las diferentes etapas de la vida. Hoy una mujer o un hombre se pueden considerar jóvenes a los 50 ó 60 años, mientras que antes aceptaban ser tratados como ancianos a esa edad.
Lo señala muy bien un artículo de Magazine el jueves pasado, la gente asume hoy la madurez de un modo diferente e incluso hay ya reacciones a esto por parte de la industria.
La marca Dove, por ejemplo, busca llevar a sus consumidoras hacia un cambio de actitud hacia el envejecimiento en una clara evolución hacia un nuevo tipo de productos que habrán de incorporarse al mercado: los preferidos por la gente madura de hoy, con su estilo de vida diferente al de sus antepasados a su misma edad.
Un reto interesante puesto que la población adulta mayor aumenta en sociedades que no se reproducen ya en la misma medida que antes.
Se trata de adultos mayores que muy lejos de estar desactivados se encuentran en plena producción, con una mente que al estar ejercitada conserva cualidades y condiciones para emprender proyectos.
Qué necesita y desea este nuevo tipo de adultos mayores, que percibe la madurez de modo diferente al de sus padres o abuelos es una estimulante tarea para la industria que, seguramente, se interesará cada vez más en los gustos de estos consumidores.