Enviar
Boom en la construcción de proyectos inmobiliarios genera mayor demanda por este tipo de equipos
Venta de maquinaria pesada experimenta bonanza

• Oferentes apuestan por servicio de postventa y opciones de financiamiento ante fuerte competencia

• Comercialización de estos aparatos puede arrancar desde los $70 mil

Karen Retana
[email protected]  

El alquiler o venta de maquinaria para la construcción se ha convertido en los últimos dos años en un negocio lucrativo para proveedoras de dichos equipos.
Tareas como la mezcla y el traslado de materiales, así como el movimiento de tierras, se han convertido en una necesidad prioritaria entre los desarrolladores y una oportunidad de comercialización para los proveedores.
El crecimiento acelerado en la edificación de proyectos habitacionales y comerciales es el responsable de la demanda de equipos para la construcción.
Esto ha producido a su vez que la importación de maquinaria crezca exponencialmente en el último año.
Por ejemplo, la entrada al país de equipos como retroexcavadoras, tractores y cargadores, entre otros, no superaba las 400 unidades en 2005, mientras que el año pasado la cantidad se duplicó.
“Hemos logrado un crecimiento de ventas del 30% anual. Cuando iniciamos en 2004 logramos colocar unas 18 máquinas, ahora vendemos más de 100”, comentó Ronny Meltzer, gerente general de Aditec JCB.
En Matra, con su marca Caterpillar, las ventas se han triplicado, aseguró Roger Dumani, gerente de Ventas de la empresa.
Sin embargo, la competencia por acaparar la intención de compra de las firmas constructoras es todo un desafío, debido a la gran cantidad de oferentes que interactúan en el mercado.
“Es un negocio competido pero uno se diferencia por lo que es servicio, por ejemplo acabamos de adquirir un taller de reparación en la Uruca para dar atención a cualquier maquinaria que se ha vendido”, explicó Meltzer.
Aditec JCB tiene dos agencias, una en la Zona Industrial de Pavas y la otra en Liberia, Guanacaste, para atender pedidos tanto en el área metropolitana como en el Pacífico Norte donde se ha intensificado la construcción.
Por su parte, la empresa MPC amplió sus instalaciones en la Uruca y estima que para el próximo año iniciará operaciones en Santa Cruz, Guanacaste.
La compra de equipos implica también para los compradores un estudio minucioso sobre el valor agregado que ofrezca cada proveedor y el precio, ya que muchos de estos equipos representan una fuerte inversión que en algunos casos va desde los $70 mil.
“Adquirimos maquinaria en función de la cantidad de trabajo que tenemos, evaluamos a los proveedores mediante una selección tomando en cuenta el respaldo, costo y marca del producto”, explicó Mauricio Ruiz, director de la empresa Decisa.
Diversas empresas aseguran que en el Pacífico Central se presenta una mayor demanda de equipo. La zona se caracteriza por la gran cantidad de construcciones de tipo turístico habitacional.
Las solicitudes de compra de maquinaria se concentran en la venta de retroexcavadoras que son equipos que cuentan con una pala cargadora en la parte lateral y una excavadora atrás.
Ver comentarios