Logo La República

Viernes, 23 de agosto de 2019



NACIONALES


Venta de casas cae

Redacción La República [email protected] | Viernes 17 septiembre, 2010



Volatilidad del dólar e incertidumbre sobre tasas de interés atemorizan a posibles compradores
Venta de casas cae
Propietarios de residencias optan por alquilar viviendas como oficinas ante la falta de mercado

La venta de casas registra una caída en los últimos meses, porque los potenciales compradores de viviendas comenzaron a postergar esta decisión desde que la volatilidad de dólar empezó a generar incertidumbre en el mercado, debido al efecto que tiene esta variable sobre las tasas de interés.
Esta tendencia a la baja es validada por corredores e incluso desarrolladores, que implementan estrategias para levantar el movimiento del negocio.
En los años previos a la crisis el sector inmobiliario residencial crecía a ritmos del 24%, mientras que en el último la actividad se contrajo en un 40%, de acuerdo con datos suministrados por la Cámara de la Construcción.
Esto es reflejo de la poca demanda por parte de compradores. Por ejemplo, comercializadoras de residencias que habituaban ventas mensuales de ocho casas antes de 2009, actualmente colocan alrededor de la mitad.
El tema del financiamiento se convierte en la principal barrera que tiene el sector residencial. Si bien el costo de las hipotecas bajó y los bancos han sido más flexibles, las medidas de precaución que toman antes de prestar el dinero son más estrictas y menos familias tienen acceso al crédito, porque varios miembros pudieron sufrir pérdida de empleo o ensuciar su historial crediticio.
Por ello, el costarricense no tiene la misma confianza en adquirir un compromiso a largo plazo, ya que es difícil prever las condiciones de tasas de interés y tipo de cambio para un plazo de 12 meses, reflexionó Francisco Barquero, presidente de la Cámara de Corredores de Bienes Raíces.
Una de las salidas que están aplicando los vendedores de viviendas es aumentar la oferta para tratar de estimular a los compradores, comentó Mauricio Acuña, presidente de asesorías e inversiones de Bienes Raíces.
Pero persiste desconfianza, ya que las personas perciben que el precio cobrado por las desarrolladoras aún está alto tomando en cuenta que la demanda se muestra reducida.
Ya los propietarios habían bajado los precios para tratar de estimular las ventas, pero no obstante los descuentos no lograron su objetivo.
A pesar de esto, los precios de venta no caerán mucho más. Esa corrección en el valor de las propiedades será, en adelante, un proceso muy lento que se dará por la vía de la inflación, motivando una estabilidad en precios durante varios años, prevé Christian Zúñiga, gerente general de la firma Inhaus Raíces.
“Las viviendas además se han afectado por la débil recuperación que está teniendo nuestra economía, más lenta de lo que se esperaba para este año, el desempleo sigue atascado y a las personas que tienen un trabajo les da temor perderlo y no poder pagar la deuda, lo que les traerá consecuencias negativas como lo es manchar su historial crediticio, perder un dinero y dejar a su familia sin una estabilidad”, añadió Zúñiga.
Ante el estancamiento en la actividad, los propietarios de residencias están optando por vender sus casas a empresas que las requieran como oficinas, puesto que es una de las salidas que mejor resultado dan en este momento ante la falta de mercado.
“Las casas se han convertido en una buena opción como oficinas, debido a que les sale más barato a las empresas comprar una vivienda que un edificio”, dijo Barquero.
El pronóstico para el año próximo es incierto, aunque algunas empresas en este sector se mantienen con optimismo y esperan que con el tiempo mejore y se incremente la demanda en las viviendas.
Por esto, las empresas en este nicho deben acomodar precios e ir buscando planes innovadores, funcionales y de bajo mantenimiento, esto ayudará a generar una mejor reactivación de este mercado, dijo Jorge Fallas, presidente de Prime Costa Rica Real Estate.

Arellys Cedeño
[email protected]