Enviar
Consenso preliminar multipartidario aseguraría amplio plan para atacar inseguridad ciudadana
Vendrían más policías
Todavía quedan por definir detalles del programa contra el hampa

A raíz de las reuniones sostenidas entre la presidenta electa y sus principales contrincantes en los últimas semanas, se ha llegado a un acuerdo en principio para mejorar la seguridad, principal preocupación de la ciudadanía según varias encuestas durante muchos años.
Los puntos más importantes del acuerdo asegurarían que haya más policías en las calles y que los oficiales sean mejor entrenados y equipados.
Además, hay consenso preliminar sobre muchas de las principales necesidades para mejorar los recursos públicos en el área de la seguridad, con excepción de la ampliación de los tribunales de flagrancia, donde hay todavía bastantes diferencias de opinión entre los partidos.
El tribunal de flagrancia es aquel órgano jurisdiccional que juzga los hechos delictivos descubiertos en el momento en que se producen.
“El país necesita más policías en las calles. Actualmente tenemos como 13 mil, pero hay que llegar a 20 mil o 25 mil, para que sea una proporción adecuada con respecto a la población costarricense. Esto con la finalidad de que, bien capacitados, cumplan con su misión de proteger a la población”, dijo Fernando Berrocal, ex ministro de Seguridad, en la administración Arias Sánchez.
Otros elementos claves del plan incluyen profesionalizar a la Fuerza Pública, así como ampliar la capacidad de cárceles y promover la organización de las comunidades contra el hampa en una acción con características integrales.
La complejidad del tema de seguridad exige soluciones integrales. En este sentido la aprobación solo de partes y no de un plan completo generaría parches que no permitirían un avance real en este problema.
Puntos de coincidencia en otras carteras, son eliminar las trabas burocráticas en la función pública, facilidades de crédito para los pequeños productores e incrementar el presupuesto para la educación.
Así mismo, la construcción de un tren metropolitano, la prohibición de la minería a cielo abierto, la universalidad del programa Avancemos y la instalación de más EBAIS y centros de cuido para menores de edad en todo el país.
No obstante, no todo en las agendas son coincidencias. Las principales diferencias se dan en cuanto a concesión de obras de infraestructura vial, apoyo a los tratados de libre comercio que se negocian en la actualidad, en especial el de China y en la apertura en el suministro y generación eléctrica.
En semanas pasadas, con la premura de resolver estos conflictos, Chinchilla se reunió con los ex candidatos Ottón Solís, del Partido Acción Ciudadana; Otto Guevara, del Movimiento Libertario, y Oscar López, del Partido Accesibilidad Sin Exclusión.
De igual modo, con los diputados electos por las agrupaciones Renovación Costarricense, Restauración Nacional y Frente Amplio. Solo le falta dialogar con Luis Fishman, de la Unidad Social Cristiana, quien está fuera del país.



Natasha Cambronero
[email protected]
Ver comentarios