Logo La República

Sábado, 26 de septiembre de 2020



ACCIÓN


Un festejo a medias

Cristian Williams [email protected] | Lunes 03 diciembre, 2012

Los seguidores del campeón nacional llenaron el Rosabal Cordero, pero no salieron felices.Esteban Monge/La República


Un festejo a medias

El ambiente del Rosabal Cordero no logró calentar

Aunque llegaron temprano y llenaron casi por completo las graderías del Eladio Rosabal Cordero, los rojiamarillos al final del compromiso se quedaron con las ganas de montar su fiesta.
Y es que les recibían como reyes, nadie ingresó al estadio con las manos vacías, desde invitaciones a ir el próximo viernes a la despedida de William Sunsing, en ese mismo reducto, hasta periódicos y maní.
Por supuesto que no faltaron los “palitos inflables” de dos marcas comerciales y una que obra bolsa cargada de bolitas de queso, para matar el rato mientras Walter Quesada señalaba el inicio.
A la cancha saltó, con ganas de que todo mundo lo viese, el ya famoso David Patey, quien tras pasearse por ella, acompañado por Juan Carlos Rojas, luego se paseó por la gradería, en medio de saludos. La verdad se ve que le gusta ese ambiente.
Ah, las palabras y acuerdos se las llevó el viento, porque la Ultra morada, por más que dijeron que no iba a tener presencia en el estadio, tras un arreglo entre quienes saben qué, pudo entrar. Pero no hubo atraso, su campo les estaba esperando.
Con la salida de los equipos el ambiente se puso tibio, igual que cuando arrancó el compromiso, pero nunca calentó, ya que el gol de Saprissa les quitó los ímpetus.
En medio de bolsas, ya no de comida, sino de basura, se apagó la fiesta, que para los pocos morados fue amena y para los florenses insípida.

Cristian Williams
[email protected]





© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.