Un buen 2015 es posible
Enviar

Hemos visto en la Cumbre de la que Costa Rica fue anfitriona, un buen desempeño de instituciones y personas. Si esta unidad y eficiencia de acción por el bien del país se diera también para producir más y mejor, evitar la evasión fiscal, construir un sector público más barato y eficiente y rebajar nuestra deuda externa, no habría razón para no tener un buen año


Un buen 2015 es posible

Una reflexión sobre varios factores que incidirían posiblemente en la economía del país en 2015, es útil para prever y tomar medidas adecuadas en el caso de dificultades o retos, así como para hacer un buen aprovechamiento de factores positivos y potenciarlos.
Si bien es cierto que una mala percepción de algunos inversionistas extranjeros podría afectar el empleo, también lo es que, en alguna medida, han llegado y llegarán nuevas inversiones.


Para atenuar el factor negativo del actual desempleo, se podría impulsar la consolidación y formalización de las pymes con buenas perspectivas de éxito y el surgimiento de otras que necesitan crédito más apoyo en materia técnica y de administración a fin de que sean también exitosas y cumplan así sus compromisos bancarios.
Esto ha sido anunciado entre los propósitos del Gobierno.
Por otro lado, mejorar de manera importante uno de nuestros grandes problemas, que es la lentitud y complejidad de trámites en las oficinas públicas, y dar señales claras de seguridad jurídica podría cambiar la percepción existente del sector privado productivo.
En cuanto al grave rezago que administraciones anteriores han generado en infraestructura, este Gobierno debe enmendarlo impulsando con mucha fuerza y firmeza las acciones necesarias para ello. Dinero existe, pero hace falta acción eficaz.
No obstante, ese factor no había frenado la inversión extranjera en el pasado reciente aun cuando esa era la realidad.
En cuanto a lo positivo para este año, es una rebaja que deberá producirse en muchos productos y servicios debido a la disminución en los costos del petróleo, con lo cual se beneficiará el consumidor.
Factores externos, no obstante, como un nuevo aumento en algún momento de los precios del petróleo, podrían variar las circunstancias pero esto puede ser previsto por los empresarios.
Hemos visto en la recién pasada Cumbre de la que Costa Rica fue anfitriona, un muy buen desempeño de las instituciones y personas a quienes correspondió participar para que todo se desarrollara con éxito como en verdad sucedió.
Si esta unidad y eficiencia de acción por el bien del país se diera también para producir más y mejor, evitar la evasión fiscal, construir un sector público más barato y eficiente y rebajar nuestra deuda externa, no habría razón para no tener un buen año.


Ver comentarios