Un mundo sin Twitter
Enviar
Un mundo sin Twitter
Millones de adictos tuvieron que sobrevivir ayer varias horas sin “twittear” debido a un ataque informático

San Francisco
EFE

Hasta hace apenas dos años muy pocos conocían este servicio para enviar mensajes a través del móvil o Internet, pero ahora Twitter cuenta con millones de adictos que tuvieron que sobrevivir ayer varias horas sin “twittear” debido a un ataque informático.
Twitter estuvo varias horas fuera de servicio debido a un ataque de “denegación de servicio”, un tipo de amenaza en la que los hackers ralentizan o anulan el acceso a una red con la técnica de sobrecargar el tráfico hacia ella hasta saturar su ancho de banda.

El resultado fue que los cerca de 48 millones de usuarios de esta red social no pudieron recibir ni enviar “twits”, mensajes de no más de 140 caracteres que suelen contestar a la pregunta “¿qué estás haciendo en estos momentos?”.
“Estamos defendiéndonos contra este ataque y seguiremos actualizando este blog a medida que investigamos”, señalaban los responsables de Twitter en la web de la compañía.
Los problemas técnicos que impedían acceder al servicio se iniciaron hacia las 7 a.m. (hora C.R.) y, aunque seis horas después parecían resueltos, el ataque seguía siendo el principal tema de conversación tanto en el propio Twitter como en la mayoría de los foros de la red.
Facebook también reconoció haber sufrido dificultades de acceso ayer, si bien aún estaba intentado aclarar si se debían al mismo ataque informático.
Twitter no solo permite a sus usuarios compartir pensamientos o planes con el resto de la comunidad, sino que se ha convertido para muchos en una indispensable fuente de información.
Acontecimientos como la muerte de Michael Jackson o la represión de las protestas tras las elecciones iraníes se propagaron con más rapidez en la red que en los medios de comunicación tradicionales gracias, precisamente, a servicios como Twitter.
Esta red social permite a cualquier testigo presencial de un evento compartir la experiencia inmediatamente con millones de personas, por lo que no es extraño que una noticia se difunda a veces antes en Twitter que por televisión o radio.
Twitter ha pasado de ser un total desconocido a una de las principales compañías de Internet en apenas dos años pero, a pesar de su popularidad, muchos expertos siguen dudando de su capacidad para ser rentable.
La compañía continúa empleando a apenas una veintena de trabajadores y su sede central en San Francisco es una modesta y discreta oficina que contrasta con la opulencia de otras firmas del sector como Google o Yahoo.
Twitter, sin embargo, tiene grandes planes para el futuro.
Según información obtenida por un “hacker” y difundida por la prensa estadounidense en julio, Twitter espera obtener sus primeros ingresos este trimestre —apenas $400 mil—, pero en 2013 prevé multiplicar esta cantidad hasta $1.500 millones.
Ese año la red social contará con nada menos que 1.000 millones de usuarios y más de 5 mil empleados, siempre según los planes de la compañía.

Ver comentarios