Turismo residencial en la mira de Tributación
Los atractivos de Costa Rica hacen que sea un destino interesante para el desarrollo del turismo residencial. Archivo/La República
Enviar

Unas 400 personas sacan provecho de la actividad

Turismo residencial en la mira de Tributación

ICT espera cierre de investigación para emprender acciones

El negocio del turismo residencial atrae la mirada de los dueños de propiedades en zonas turísticas, y de Tributación.
Esta actividad compite contra hoteles, pero su aporte al fisco es menor.

201404212224290.n44.jpg
Un balance preliminar de la actividad revela que hay 400 personas entre físicas y jurídicas, que se dedican al turismo residencial.
Sin embargo, en lista se incluirían algunos actores “ocultos”, que no estarían inscritos como contribuyentes.
Otros de los prestatarios del servicio sí aparecen registrados ante el fisco, pero no presentarían su declaración de impuestos, o reportarían un ingreso menor al real, informó el Instituto Costarricense de Turismo (ICT).
De momento, se desconoce cuántas son las personas que estarían en una condición que se presume contraria a la legislación vigente. Los supuestos incumplimientos serían relativos al pago de los impuestos de Ventas y de Renta.
El sector de turismo residencial se incluyó en los planes de control tributario, a través de los cuales se verifica el cumplimiento de las obligaciones impositivas.
Para mayo, se espera una indagatoria intensiva sobre este tipo de lugares y medir su impacto económico.
La situación en que puedan estar algunos de los establecimientos implica una presunta competencia desleal para algunos representantes de la industria del hospedaje, dado que no estarían contribuyendo al fisco, como los empresarios en regla.
“Se trata de una investigación en proceso por lo que no es posible dar muchos detalles en este momento”, indicó Hermes Navarro, jefe de Gestión y Asesoría Turística, ICT.
La investigación es de la División de Control y Evaluación de la Gestión de Ingresos del Ministerio de Hacienda.
Una de las aristas del proceso es determinar si mucho del dinero que se paga por el hospedaje entra al país, ya que la mayoría de las cuentas y depósitos se maneja por medios electrónicos.
El ICT planea levantar un inventario de la oferta turística que sea ajena a la hotelera, pero se está a la espera de que concluya la investigación tributaria.
La sospecha de la institución es que algunos de los establecimientos de turismo residencial ahorren costos mediante diversos mecanismos, lo que les permite ofrecer precios más bajos.
El turismo residencial implica el arrendamiento de casas, apartamentos y condominios para la permanencia del visitante.
Una de las características más comunes de estos turistas es que poseen un consumo de un mayor lujo al tradicional.
Para el mercado inmobiliario es un importante generador de ingresos, dado el creciente interés por Costa Rica como destino de retiro junto con otras economías centroamericanas.
Algunos de los lugares donde se desarrolla más la actividad son Santa Teresa, Mal País, Manuel Antonio, El Coco y Flamingo.
Para nadie es un secreto el crecimiento habitacional de la provincia de Guanacaste, donde el 50% de las propiedades levantadas el año anterior fue de viviendas.
La mayoría de los turistas residenciales son estadounidenses y canadienses, pero se registra un incremento de los provenientes de Europa y Sudamérica.

María Siu Lanzas
[email protected]
@La_Republica

Ver comentarios