Logo La República

Sábado, 19 de octubre de 2019



NOTA DE TANO


Tricolor sacó petróleo con Allan Cruz

Gaetano Pandolfo [email protected] | Jueves 22 noviembre, 2018

El punto más alto de los últimos seis partidos: Allan Cruz.

Repaso por zonas.

El portero Esteban Alvarado tiene que bajar de peso. Es un hecho. En los dos juegos ante Chile y Perú tuvo muy buenas intervenciones, sobre todo en remates cortos cercanos donde reaccionó con grandes reflejos.

Sin embargo se lanzó a sus costados en estiradas tardías, que no llegaron a la red por la mala puntería del rival. En la mayoría de los remates a los palos verticales llegaba tarde a la cita. En todo caso, fue un punto alto de la Tricolor, tanto que sentó a Leonel Moreira y a Darryl Parker en todo el viaje.

La tripleta de defensores centrales subió muchísimo su rendimiento en comparación sobre todo a lo que les vimos en Asia. Coreanos y nipones los marearon, su vértigo lució incontrolable, pero en Suramérica se reactivó. Waston, Pipo y Calvo jugaron completos los dos partidos y en su seguridad se montó el buen trabajo del resto del equipo.

El carril derecho, sin su propietario habitual, Cristian Gamboa lució excitante. Los dos “carajillos” que lo sustituyeron se lucieron: Ian Smith ante Chile y Yostin Salinas frente a Perú jugaron como dos veteranos. Lo de Salinas fue impresionante.

En el otro costado, Rónald Matarrita fue un baluarte. Jugando más en la cintura que en línea de cinco atrás, tuvo mayor presencia ofensiva y los números lo respaldan. Golazo frente a la Roja y pase exacto para que Allan Cruz de cabeza le hiciera el segundo a Perú. Matarrita es una bella realidad y en esa franja no habrá problemas, pues Gustavo Matosas cuenta además de Rónald, con Bryan Oviedo, Luis José Hernández, Joseph Mora, relevo en la gira, Gerson Torres y otros muchachos más de buen ver.

En la zona de los volantes centrales, Rónald González sacó petróleo y la Selección Nacional topó con una enorme revelación: Allan Cruz. Este mediocampista fue el gran descubrimiento de todo el proceso del técnico interino.

¡Nació una estrella!

Se plantó en la cintura de la Tricolor a sentar cátedra y a poner en práctica todos los atributos y responsabilidades tácticas que asumen los de su puesto. Marca, recuperación, distribución, colaboración con la defensa y acompañamiento en ataque.

Frente a Chile pudo hacer dos goles y a Perú sí lo doblegó con un certero remate de cabeza.

Resaltar también que los partidazos de Cruz fueron posibles por el regreso a la formación estelar de Celso Borges, pieza táctica imprescindible. Seguimos mañana.

[email protected]








© 2019 Republica Media Group todos los derechos reservados.