Tres empresas interesadas en estaciones de pesaje
Enviar
Ofertas podrán presentarse a partir de mañana
Tres empresas interesadas en estaciones de pesaje

Plan implica reestablecer servicio a partir del próximo año

María Krystal Echeverría
[email protected]  

Al menos tres empresas estarían interesadas en obtener la adjudicación para la reapertura de las estaciones de pesaje a nivel nacional.
Ochomogo, Cañas, Esparza, Búfalo y Naranjo serán los lugares en donde se abrirán las estaciones de pesaje, que se espera vuelvan a operar a partir del primer semestre de 2008.
Las compañías Ocony y Ballar, dedicadas a comercializar romanas y otros artículos de pesaje, son dos de las tres interesadas. El nombre de la tercera no fue dado a conocer por las autoridades de Obras Públicas y Transportes.
El proceso de licitación para elegir a la compañía arrancará mañana.
“Este ha sido un largo proceso que ha llevado aproximadamente un año. Esperamos que se adquieran debidamente esas licitaciones para que volvamos a operar las estaciones, que resultan un tema de mucha importancia”, comentó Karla González, ministra de Obras Públicas y Transportes.
Durante los últimos 15 años las zonas de pesaje han sufrido el abandono, razón por la cual es necesario adquirir los equipos y recobrar rápidamente esas instalaciones, a juicio de González.
Por esta razón abrirán las licitaciones con el fin de que las estaciones sean operadas por la empresa privada, pero siendo monitoreadas por el Consejo Nacional de Vialidad (Conavi) al igual que por la Policía de Tránsito, quienes se encargarán de inspeccionar los camiones.
Consecuentemente, el Conavi adquirirá diez estaciones de pesaje móviles, las cuales operarían en las principales rutas del país con el propósito de inspeccionar el peso de los camiones en cualquier ruta, mientras esperan por la debida reestructuración de las estaciones firmes.
Asimismo, las estaciones localizadas en Cañas y Búfalo (Guápiles) ya están siendo remodeladas por parte de la empresa constructora GAIA S.A. La remodelación de las dos estaciones tiene un costo de ¢123 millones.
Se espera que para enero de 2008 las estaciones de pesaje móviles empiecen a operar.
Por otro lado, las autoridades del Conavi dieron a conocer la apertura del proceso de licitaciones para reestructurar 3 mil kilómetros de carretera de lastre, lo cual beneficiará a 38 zonas del territorio nacional.
Esta es la primera vez que se realiza una licitación de este tipo y se espera pueda solventar los problemas que presentan muchas rutas nacionales.
Actualmente hay 23 oferentes para los contratos que incluirán materiales, construcción de aceras, cunetas y utilización de cemento en algunos casos.
“Esta iniciativa se tomó como medida de precaución para futuras emergencias como la que el país vive en este momento con las inundaciones”, expresó González.
Las carreteras de lastre no necesariamente tienen que ser asfaltadas ya que un debido mantenimiento las hace transitables a la misma velocidad a la que se recorre una carretera de asfalto.
En noviembre se adjudicarán las licitaciones presentadas y se espera iniciar en febrero de 2008. La debida reestructuración de las rutas costará alrededor de ¢20 mil millones.

Ver comentarios