Tren moderno sería español
Los esfuerzos por dotar al país de un tren moderno son liderados por Miguel Carabaguíaz, autoridad ferroviaria del país.Marco Monge/La República
Enviar

Obra la haría y financiaría Gobierno europeo

Tren moderno sería español

Presidenta firmará acuerdo hoy como parte de su gira a ese país

Costa Rica podría contar con un tren de pasajeros moderno antes de lo que se tenía pensado.
El viaje de la presidenta Laura Chinchilla a España es la punta de lanza del ansiado proyecto.
Allá firmará un memorandum de entendimiento para dar rienda suelta al plan ferroviario.
Con eso, los españoles no solo harán los estudios sino que, en caso de que estos demuestren que el plan es rentable, también financiarán y construirán el tren. Se desarrollaría mediante la modalidad de llave en mano.
El costo de la obra fue estimado entre $250 millones y $300 millones en los estudios preliminares realizados hasta ahora.
Será un sistema eléctrico con coches nuevos y un trazado más amplio del que se conoce hasta ahora.
El acuerdo con España sería entre los dos Estados, semejante a los pactos que ha venido suscribiendo el país con China para la ampliación de la refinería y de la ruta a Limón.
Con el acercamiento con los ibéricos, se aceleraría la construcción del tren al garantizarse no solo los recursos sino además quien la realice.
De lo contrario se tendría que iniciar por definir si se da en concesión y realizar todo el proceso que, con suerte, se tarda unos tres años.
Costa Rica tiene casi dos décadas realizando estudios para poder construir un moderno sistema ferroviario de pasajeros, pero no ha sido posible hasta ahora.
El problema de ese acuerdo es que posiblemente provocará el malestar de algunos sectores que están inquietos por las constantes contrataciones directas que realiza este gobierno.
La firma del memorandum de entendimiento está previsto para hoy en una reunión que tendrá Chinchilla en el Ministerio de Fomento español.
Los pormenores del acuerdo los habían negociado con anterioridad el presidente Luis Liberman y Miguel Carabaguíaz, presidente de la empresa ferroviaria nacional en una reciente visita a España.
Ese país europeo es una potencia mundial en materia ferroviaria; hay al menos siete empresas de esa nacionalidad dedicadas a esa actividad.
La nueva ruta del tren pasaría por 13 cantones y 51 distritos, en donde habitan o trabajan alrededor de 800 mil personas.
En la influencia del tren están casi todos los centros comerciales, hospitales, universidades y estadios de la Gran Area Metropolitana.
El plan ferroviario comprendería dos rutas, una de ellas abarcará el norte y la otra irá por el suroeste.
La primera recorrerá por Cartago, Heredia y Alajuela, incluirá el Coyol y posiblemente el aeropuerto Juan Santamaría.
La otra ruta comprenderá San José (de la estación al Pacífico), Belén y terminará en Ciruelas de Alajuela.
El interés de España por participar en obras públicas nacionales ha crecido en los últimos cinco años.
Actualmente participa en carreteras, telecomunicaciones, energía, alcantarillado sanitario y acopio de combustibles.

201211142155450.n22.jpg

Danny Canales
[email protected]

Ver comentarios