Enviar
Fuerza y Luz debió repetir concurso pues el primero se declaró infructuoso
Traspié en licitación atrasa planta eólica

• Inicio de proyecto está previsto para mediados de 2009, dos años después de la fecha original


Danny Canales
[email protected]

Por dos años, el país ha desaprovechado el fuerte viento que sopla en Santa Ana y que bien podría estar siendo empleado en la producción de energía eléctrica.
Ese es el tiempo que tiene de atraso la construcción de la planta eólica Valle Central, la cual se construiría en los cerros del oeste de la capital.
Originalmente el arranque de la instalación de los molinos de viento que producirán 15 megavatios de energía, estaba previsto para 2007.
Sin embargo, no solo no han comenzado los trabajos sino que ni siquiera se ha escogido a la empresa que se encargará del proyecto.
El atraso en la instalación de la planta es consecuencia del fracaso de la licitación que realizó la Compañía Nacional de Fuerza y Luz (CNFL).
El problema se dio porque las dos empresas que participaron -—de capital alemán y chino— no cumplieron los requisitos legales, reconoció Dennis Mora, jefe del Departamento de Proyectos de Generación de la CNFL.
Lo anterior obligó a la compañía eléctrica, que pertenece al grupo ICE, a repetir el concurso.
El aumento de los costos de los materiales en el tiempo transcurrido desde que se diseñó la obra a la fecha duplicará su valor.
En un principio se estimó la inversión en $21 millones, ahora en la compañía energética hablan de un costo que ronda los $40 millones.
La planta Valle Central sería desarrollada en conjunto entre la CNFL y el Banco Centroamericano de Integración Económica.
El nuevo concurso para construir el plan eólico se inició el pasado 4 de noviembre con la publicación del cartel en La Gaceta. La recepción de ofertas está para mediados de enero.
Para el nuevo concurso la CNFL invitó a diez de las principales empresas productoras de tecnología para producir electricidad a base de viento, expuso Mora.
Si no vuelven a surgir problemas, Mora considera que en abril del próximo año se tendría a la compañía que hará la nueva planta eólica.
Así mismo se estima que la construcción se daría a partir de mediados de 2009, mientras que la puesta en operación estaría para mediados de 2011.
El proyecto es de gran importancia, sobre todo en estos tiempos en que el país enfrenta problemas de escasez de energía eléctrica.
Se estima que los 15 megavatios abarcan a unas 5.700 familias.
Otra ventaja de la energía producida a base de viento es que es una tecnología limpia y más barata que la se obtiene a base de combustible, a la que ha recurrido con mayor proporción el país en los últimos meses debido a la escasez eléctrica.
Se decidió hacer el proyecto en Pabellón de Santa Ana ya que los estudios determinaron que el viento tiene mayor potencia en esa zona, pues es por donde salen las corrientes de
la capital.
La obra contará con 18 torres o molinos de tres aspas. Precisamente el movimiento de las hélices es lo que hace moverse las turbinas y a la postre producir la energía.
Una de las ventajas es que la CNFL ya cuenta con los terrenos para desarrollar la obra. Eso fue posible luego de que el Gobierno declarara el proyecto de interés público en marzo de este año.
Actualmente la Compañía atiende a más de medio millón de abonados, principalmente en San José, pero también algunas regiones de Heredia y Cartago.
Ver comentarios