Logo La República

Martes, 20 de agosto de 2019



NACIONALES


Transportistas dudan de la calidad del diésel

Fabiola Castillo [email protected] | Sábado 18 septiembre, 2010



Incógnita se debe a deterioros mecánicos en las unidades en los últimos tres años
Transportistas dudan de la calidad del diésel
Empresarios solicitan un estudio que verifique la condición de ese combustible en Centroamérica

Empresarios del sector transportes, tanto de carga como de personas, se muestran inseguros de la calidad del diésel distribuido en el país, debido a que desde hace tres años, de acuerdo con lo que dicen, han visto un deterioro en sus unidades.
Por esta razón, desean realizar una reunión con la Federación Centroamericana de Transporte (Fecatrans) a finales de mes para solicitar un estudio que verifique la calidad del combustible en la región.
Ante estas críticas, la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope) aduce que cuenta con las normativas solicitadas tanto en el país como en Centroamérica, lo que representa la validez de sus servicios.
“Cumplimos con lo estipulado en los reglamentos técnicos indicados, que es precisamente lo que verifica la Aresep. De igual forma, el azufre en el diésel se establece en el reglamento centroamericano en 0,50% m/m (5 mil partes por millón), pero en Costa Rica, por decreto ejecutivo, lo vendemos con 0,05 %m/m (500 partes por millón), mejorando este componente con cifras muy inferiores a las establecidas en Centroamérica”, explicó el departamento de prensa de Recope.
La corrosión, desgaste del motor, mayor emisión de gases y aumento en el mantenimiento de sus unidades, son algunas de las fallas que mencionan los transportistas.
No obstante, el diésel que se comercializa en el país cuenta con el programa de calidad de los combustibles de la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep), en el cual el Laboratorio Costarricense de Metrología realiza inspecciones periódicas a las estaciones de servicio y a los planteles de Recope para tomar muestras y evaluar su estado.
“Este tipo de pruebas garantizan que el producto es lo que dice ser y no esté contaminado, además de que cumpla con la normativa técnica.
Sin embargo, no significa que estemos de acuerdo con esta, ya que se podría mejorar la calidad y en algunos casos la norma solo pide reportarla”, explicó Alvaro Barrantes Chaves, director de servicios de energía de Aresep.
A pesar de que estos análisis cumplen con el Reglamento Técnico Centroamericano, personeros de la Cámara Nacional de Transportistas de Carga (Canatrac), del Foro Nacional de Transportes, de la Asociación Nacional del Sector Automotriz y autobuseros, concuerdan en que las particularidades del diésel no son las más adecuadas.
“Vemos la diferencia en las características del combustible, debido a un mayor deterioro de los equipos, piezas de motor a las que hay que darles mayor mantenimiento. No tenemos un estudio que nos diga cómo está el combustible, por eso solicitamos una reunión con Fecatrans para hacer el análisis”, expresó Francisco Quirós, director ejecutivo de Canatrac.
Por su parte, miembros del Foro Nacional de Transportes aducen que debido a las particularidades actuales que tiene el diésel, se presentan distintos problemas mecánicos que representan un aumento en el mantenimiento normal.
“El diésel nos genera cinco situaciones como son: corrosión, desgaste del motor, mayor aceleramiento y emisiones de gases en las pruebas de revisión técnica. Para contrarrestar este afecto se debe invertir en aceites de mayor calidad, lo que quiere decir más dinero”, indicó Mayabell Montero, vocera del Foro Nacional de Transportes.

Fabiola Castillo
[email protected]