Enviar
Desaceleración de construcción en zonas costeras contribuiría a disminuir falta de mano de obra en el agro
Tope inmobiliario beneficiaría agricultura


Natasha Cambronero
[email protected]

La guerra por falta de personal entre el sector agrícola y la construcción podría llegar a una tregua debido al tope del boom inmobiliario en las zonas costeras del país.
Hasta la fecha ambos sectores se encontraban inmersos en una carrera contra el tiempo para cumplir con los contratos pactados, tanto en ejecución de obras como en entrega de productos.
Sin embargo, todo hace indicar que con el freno del boom inmobiliario en las provincias de Guanacaste y Puntarenas, los mayores beneficiados serían los agricultores.
Para finales de 2008 se proyecta un descenso en la cantidad de metros cuadrados de construcción en estas dos provincias con relación al año pasado, por lo que caerían en un 21,5% y un 10,5% respectivamente.
“Podría haber un aflojamiento de la escasez de mano de obra que se ha detectado en los últimos dos años en Costa Rica. Tal vez una contracción de la construcción posibilite la contratación de mano de obra en otras áreas de actividad económica”, dijo Juan Muñoz, director de Gestión de Riesgo de Central American Money Market Brokers (CAMMB).
Similar apreciación tiene Rodrigo Altmann, presidente de la Cámara de la Construcción, quien asegura que “los datos demuestran lo que se avecina”.
La escasez de mano de obra en el sector agrícola ha ocasionado que algunos empresarios duren hasta 90 días buscando personal que trabaje en las cosechas o han tenido que sustituir la labor humana por mecanismos automatizados.
“En algunos proyectos muchas labores de empaque están siendo mecanizadas, no con la finalidad de desplazar la mano de obra, sino por el problema que tenemos; antes se decía que era en el verano —en la temporada de melón, sandía y mango— que se daba este inconveniente, pero ahora prácticamente lo estamos sintiendo todo el año”, aseguró Abel Chaves, presidente de la Cámara Nacional de Productores y Exportadores de Piña.
Actualmente, el sector agrícola da trabajo a unas 750 mil personas; no obstante, existe un faltante de unos 75 mil trabajadores.
“Una liberación de mano de obra en la construcción claro que nos podría beneficiar, pero el sector necesita que haya un régimen de legalice a los inmigrantes que vengan a trabajar al país”, afirmó Alvaro Sáenz, presidente de la Cámara de Agricultura y Agroindustria.
En el segundo semestre del año existe una mayor demanda de personal por parte del sector agrícola, ya que es cuando se dan las cosechas de los cultivos más grandes, como son el café, melón, mango y piña.
Ver comentarios