Enviar
Tiger “a pie”

Dinia Vargas y EFE
[email protected]

De ahora en adelante el golfista número uno del mundo, Tiger Woods, ya no podrá contar con los vehículos de lujo de la marca Cadillac que le prestaba el gigante automovilístico General Motors (GM).
La información trascendió en los medios estadounidenses, los cuales señalaron que esto se dio porque el acuerdo entre el golfista y GM finalizó el pasado 31 de octubre.
Woods mantuvo durante un año un contrato de patrocinio con la marca Buick de General Motors, pero la mala situación de la compañía hizo que en 2008 el fabricante terminase el acuerdo.
A pesar de ello, GM siguió prestándole vehículos Cadillac al deportista, pero un portavoz del fabricante automotor indicó que esto terminó el pasado 31 de diciembre y que la finalización estaba programada desde antes que se destapara el escándalo del golfista, que dio con la cancelación de varios de los contratos de patrocinio que tenía con algunas empresas como Gillette y Accenture.
El paradero actualmente de Woods es totalmente incierto y su regreso a las competencias sigue siendo una completa incógnita.
Ver comentarios