Enviar

CINE

“The Wolverine”, un héroe fatigado

201307232240150.m7.jpg
Hugh Jackman ha interpretado seis veces el papel de Wolverine. Internet / La República
Hugh Jackman ha sido un gran Logan/Wolverine en la saga X-Men pero el cansancio se acumula en su cara y en sus músculos y en la última entrega, de la que es protagonista absoluto, es más evidente que nunca que su personaje pide un relevo.
Jackman ha interpretado seis veces a este personaje y es el nexo de unión entre la primera saga protagonizada por Patrick Stewart e Ian McKellen y la segunda, rejuvenecida, con James McAvoy y Michael Fassbender como cabeza de cartel.
Su personaje es el único que se mantiene en las dos versiones de la misma historia y, pese a su esfuerzo y al exotismo que supone situar la historia en Japón, “The Wolverine” parece un mero aperitivo ante la nueva entrega de X-Men, prevista para 2014.
Con la excepción de unas breves apariciones en sueños de Famke Janssen en el papel de Jean Grey, Jackman se rodea de nuevos compañeros en esta aventura.
Rila Fukushima, Tao Okamoto, Svetlana Khodchenckova, Will Yun Lee y Hal Yamanouchi son algunos de los nuevos nombres que acompañan a Jackman en esta aventura que se inicia con una secuencia trepidante en la que Wolverine está en la Segunda Guerra Mundial.
Un comienzo engañoso para lo que después ofrece el filme, muy centrado en la parte humana y más intimista de un héroe que ve amenazado su poder.
Y que continúa en duelo por la muerte de Jean, cuya presencia en esta película es tan testimonial como absurda.
De ahí que la película parezca el periodo de luto por el que debe pasar el protagonista por la muerte de su amada para que, probablemente, en la siguiente entrega de los X-Men vuelva por donde solía y recupere esa ironía en la que reside gran parte de su encanto.
Pero más allá de los problemas internos del personaje, la narración de “The Wolverine” resulta plana, poco original y con unos malos que no suponen el necesario desafío para el protagonista.


Madrid / EFE

 

Ver comentarios