Enviar
Comisiones legislativas tienen como prioridad el trámite de créditos y planes financieros
Temas sociales quedan relegados en Congreso

• Legisladores aseguran que en ocasiones deben cruzarse de brazos por falta de trabajo

Carlos Jesús Mora
[email protected]

Mientras las sesiones de café se hacen más largas cada mañana en algunas oficinas de la Asamblea Legislativa, en el archivo, los expedientes de muchos proyectos de ley siguen adquiriendo un tono cada vez más amarillo, el cual cosechan con el paso del tiempo sin que sean discutidos por los legisladores.
La razón: las comisiones legislativas están trabajando a medio vapor, en algunas ocasiones ya ni sesionan y muchos diputados tienen sencillamente que ocupar ese espacio en otros menesteres.
Es así como proyectos de importancia social para algunos sectores, como el que pretende reformar el Fondo de Asignaciones Familiares para que la entidad pueda girar más recursos a favor de los más necesitados, se mantienen inmóviles tras una urna o cajón del Primer Poder de la República.
El problema se debe a la carencia de proyectos de ley para discusión. En este periodo de sesiones extraordinarias le corresponde al Gobierno decir cuáles deben discutirse, pero el Ejecutivo no ha llenado todos los espacios disponibles en el orden del día.
Así, aunque muchos sectores claman por una reforma a la Ley de Tránsito, la cual a criterio de expertos y del propio gobierno contiene muchos errores, en el Congreso estas necesidades no han encontrado eco.
Incluso, las tres comisiones plenas, conocidas como miniplenarios —por su potestad de aprobar proyectos de ley— no han sesionado ni una sola vez, a excepción de la Plena I, que solo lo hizo en la primera semana de 2009.
En contraposición, el único interés hasta ahora ha estado enfilado en las comisiones que han tenido que tramitar proyectos de préstamos gestionados por el Ejecutivo, como es el caso de las comisiones de asuntos Hacendarios y Económicos.
“Aquí estamos a veces de brazos cruzados esperando que nos manden proyectos que realmente urgen y que po
drían incluso ser aprobados por las comisiones plenas, la agenda se ha basado en temas muy económicos y financieros, dejando de lado el sector social y la inversión en obra pública”, dijo José Merino, diputado del Frente Amplio.
El Gobierno ha abandonado su trabajo en lo social, una vez que iniciemos las sesiones ordinarias, los diputados te
ndremos que definir una agenda social”, comentó en ese mismo sentido Jorge Eduardo, Sánchez, diputado de la Unidad Social Cristiana.
Sin embargo, en el Poder Ejecutivo consideran que esta situación es más una estrategia política, para que los legisladores se concentren en la aprobación de los empréstitos del Plan Escudo y en los de generación de energía eléctrica.
En las próximas semanas, cuando algunas de estas iniciativas pasen al Plenario, se podría ampliar la convocatoria de proyectos, apuntó Mayi Antillón, ministra de Comunicación y Enlace.
Las sesiones extraordinarias, donde el Ejecutivo define la agenda del Congreso, finalizan el 30 de abril.
Entretanto, para algunos congresistas el panorama legislativo de improductividad, más allá del trabajo en las comisiones se debe al inicio de la pugna electoral. Para Evita Arguedas, diputada independiente, “ya se empiezan a sentir en el Congreso los aires preelectorales que hacen que muchos temas sensibles se estén trabajando con un tinte político”.

Ver comentarios