Telecomunicaciones podrían frenar avance
Enviar
Proyectos del sector enfrentan susceptibilidades dentro del Congreso
Telecomunicaciones podrían frenar avance

• Otorgamiento de concesiones y tarifas dividen a legisladores

• Movimiento Libertario insiste en necesidad de proyecto único, pues plazo no se cumpliría

Carlos Jesús Mora
[email protected]  

El rápido avance con el que se han venido discutiendo las leyes de implementación del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos (Cafta) en la Asamblea Legislativa podría verse frenado una vez que se empiecen a discutir los proyectos relativos al sector de telecomunicaciones.
A escasos tres meses para que se venza el plazo para que el Cafta deba estar aprobado, las disonancias en torno al tema han comenzado a aflorar incluso entre las mismas bancadas promotoras del acuerdo comercial.
La Ley de Fortalecimiento y Modernización de las Entidades Públicas del Sector de Telecomunicaciones no presenta mayores dificultades de consenso, sin embargo la Ley General de Telecomunicaciones —la que establece la apertura y regula el mercado— es la que podría variar el panorama de avance actual.
Entre los temas sustanciales de disputa se encuentra el de la concesión de frecuencias, pues hay diversas consideraciones del ente que las otorgará.
Mientras que el Ejecutivo, la bancada oficialista y la Unidad Social Cristiana impulsan que sea un consejo sectorial adscrito al Ministerio del Ambiente, el Partido Acción Ciudadana (PAC) y el Movimiento Libertario (ML) apuntan a que sea la Autoridad Reguladora de Servicios Públicos (Aresep).
“Si bien es cierto que Costa Rica dijo sí a la apertura, la población mandó a una buena apertura. Tal y como está redactado este proyecto se verán afectados los usuarios finales y beneficiados solo los empresarios, así como está este texto no lo votamos a favor”, enfatizó Carlos Gutiérrez, diputado del ML.
Entre otros temas de discordia en este proyecto se encuentran los relativos a la entidad que hará la fijación de las tarifas y los montos por sanciones a los operadores.
“No es pertinente acelerar la discusión de estos proyectos si no hemos alcanzado un consenso, estamos trabajando en esto”, dijo Mayi Antillón, jefa de fracción de Liberación Nacional.
Entre tanto, para algunos legisladores esta diferencia de ideas respecto a los proyectos relativos a telecomunicaciones es preocupante, pues cualquier variación o decisión que se tome podría afectar el respaldo a ambos proyectos, los cuales requieren de votos para su aprobación, cifra que se alcanza de manera muy ajustada.
Si a los 38 votos se les restan los del ML, la iniciativa contaría solo con el respaldo de 33 legisladores.
Sin embargo, los promotores del Cafta se muestran optimistas en alcanzar los acuerdos pronto y aplicarle cuanto antes algún mecanismo legislativo que permita que el proyecto se equipare a los tiempos de las otras iniciativas de implementación
Al igual que al resto de proyectos de la agenda de implementación, los pertinentes al mercado de telecomunicaciones son candidatos para aplicarles la vía rápida mediante el artículo 41 bis, el cual fija plazos de votación a los proyectos de ley.
Sin embargo para la fracción del ML con todo y la aplicación del 41 bis y la dispensa de trámites, el tiempo para esta discusión como para el del resto de los proyectos de implementación no alcanzaría, pues el plazo vence el 29 de febrero. A su criterio un proyecto único sería lo más pertinente.
El proyecto único elaborado por los libertarios incluye todos los proyectos paralelos al Cafta excepto los convenios internacionales.
Esta iniciativa no goza por el momento del visto bueno de todos los 38 diputados que apoyan el Cafta, quienes han promovido la discusión de cada una de las leyes de manera independiente.

Ver comentarios