Técnica corrige defectos visuales sin cirugía
A pocos días de la intervención, el paciente será capaz de conducir, trabajar, utilizar maquillaje y practicar deportes, sin gafas o lentes de contacto, dijo el doctor Claudio Orlich, de la Clínica 20/20. Esteban Monge / La República
Enviar

 

201510262048240.6.jpg
Con el uso de la última tecnología láser para cirugía de córnea, las personas con problemas de miopía o astigmatismo pueden someterse ahora a un tratamiento mínimamente invasivo, indoloro y rápido que solo ofrece la Clínica 20/20 para toda Centroamérica.
 
El procedimiento es ideal para quieres practican deporte, así como las mujeres que acostumbran maquillaje, entre otras personas, ya que no requiere tiempo alguno de recuperación posoperatoria.
 
Se trata de Smile —cuyas siglas en inglés significan pequeña incisión para la extracción del lentículo—, un método que no elimina el tejido corneal con láser ultravioleta sino de femtosegundo, un instrumento con longitud de onda infrarroja de gran precisión que trabaja en millonésimas de segundo.
 
Gracias a esta tecnología, conocida como VisuMax, el médico no debe realizar la tradicional cirugía de 20 mm para levantar una lámina corneal antes de aplicar el láser, sino que solo realiza una incisión menor a 4 mm a través de la cual delimita el lentículo o porción de córnea que tiene que extraer para corregir el defecto refractivo.
 
La técnica se caracteriza por la alta precisión de corte, la velocidad láser más rápida alcanzada hasta ahora y una técnica de tratamiento sencilla y confortable para el paciente.
 
“En la mayoría de casos la agudeza visual es muy buena uno o dos días después de la operación y se estabiliza por completo a las dos o tres semanas”, dijo el doctor Claudio Orlich, especialista de la Clínica.
 
El método Smile reduce también los casos del síndrome del ojo seco porque los nervios corneales responsables de la producción de la lágrima permanecen intactos.
 


 
 


Ver comentarios