Sube contaminación en la capital
Es necesario gestionar políticas que cambien los números de contaminación, indicó Jorge Herrera, director del Laboratorio de Calidad del Aire UNA. Marco Monge/La República
Enviar

Informe de la calidad del aire en San José fue entregado ayer

Sube contaminación en la capital

Cinco puntos del área metropolitana incumplen normas de calidad

El aumento constante en la contaminación del aire que respiramos hace urgente la creación de medidas sanitarias, que controlen las emisiones de gases como el dióxido de nitrógeno y de carbono.

201311212241190.n44.jpg
Una de las posibles soluciones es la disminución de tránsito individual; es decir, las personas que usan vehículos con un solo ocupante.
Esta situación ha generado un aumento desmedido en la flotilla vehicular que circula por la ciudad capital, y constituye el mayor impulsor de la contaminación.
Por ello, generar políticas que faciliten el transporte masivo y público, es una de las opciones que pueden ayudar a disminuir las emisiones producidas por los automóviles.
Al menos cinco lugares presentan los puntos de mayor contaminación en partículas que son causantes de asma.
Se trata de los alrededores de la Catedral y del Hospital San Juan de Dios; así como el plantel del Mopt, la Uruca, Hatillo y Zapote, que con el paso de los años, mantienen los niveles de contaminación más altos de la capital.
Entre las mediciones realizadas a la calidad del aire que respiramos esta la de PM10, que son las pequeñas partículas sólidas o líquidas de polvo, cenizas, hollín, partículas metálicas, cemento o polen, dispersas en la atmósfera y cuyo diámetro es menor a la milésima parte de un milímetro.
Este contaminante ingresa al torrente sanguíneo a través de la nariz, lo que puede generar daños en la salud a nivel respiratorio y alergias en la piel.
Las partículas PM10 registran concentraciones que incumplen la normativa internacional tanto para exposición aguda como crónica que es de 50 µg/m3, en los dos sitios de monitoreo del cantón en el edificio de la Municipalidad de San José y la Compañía Nacional de Fuerza y Luz.
Otro de los hallazgos que muestra el informe es que el carbono orgánico y elemental resultaron ser el principal contribuidor de partículas PM2,5, que son las más pequeñas e invisibles al ojo humano, pero ingresan al sistema respiratorio con más profundidad, por lo que su daño es severo, con males como la bronquitis y más recientemente se han demostrado sus efectos sobre dolencias de tipo cardiovascular.
Este contaminante proviene de las emisiones de los vehículos con motores diesel y gasolina en zonas residenciales y comerciales.
Las principales fuentes de las partículas más pequeñas son los aerosoles secundarios, el tráfico rodado, la quema de combustibles residuales y las actividades industriales.
En total el estudio midió las emisiones de dióxido de nitrógeno, de carbono y partículas.
Con respecto a la calidad del agua, del total de los puntos de monitoreo la contaminación del agua va de moderada a grave, ha ido avanzando entre un 5% y un 10% por año, con deficiencias en el tratamiento de aguas.
Este informe es realizado por la Universidad Nacional en colaboración con la Municipalidad de San José como parte de la Red de Monitoreo de Calidad del Aire y Aguas Superficiales.
Costa Rica cuenta con un decreto llamado Reglamento de Inmisión de Contaminantes, que establece los índices máximos para los gases contaminantes con el fin de evitar afectaciones a la salud, ya que sirve como guía para estos estudios.

Angie Calvo
[email protected]
@La_Republica

Ver comentarios