Logo La República

Miércoles, 14 de noviembre de 2018



NACIONALES


Sí a las concesiones

Luis Fernando Cascante [email protected] | Lunes 27 mayo, 2013

Una encuesta de CID Gallup para LA REPÚBLICA muestra una polarización en los costarricenses hacia el uso de concesiones para infraestructura pública. Gerson Vargas/La República


Lectores de LA REPÚBLICA y los jóvenes, principales defensores del mecanismo

Sí a las concesiones

Adjudicación de vía a San Ramón a firma brasileña generó anticuerpos

Luego de la criticada adjudicación de la vía a San Ramón a la empresa brasileña OAS, los costarricenses se dividieron en dos bandos en torno al uso de concesiones como mecanismo para construir infraestructura en el país.
Sin embargo, una mayoría de la población está de acuerdo con el concepto.
De las personas decididas, un 54% está a favor, sobre todo los liberacionistas y jóvenes; mientras un 46% se opone, de acuerdo con la última encuesta de CID Gallup realizada para este medio.
En el caso de los lectores propiamente de LA REPÚBLICA, la aceptación del modelo de la concesión es aún más pronunciada.
Se trata de no menos del 71% de las 404 personas, que en la última quincena participaron en un sondeo digital, y que contestaron de forma positiva la siguiente pregunta: ¿Está de acuerdo con el principio de la concesión de las obras públicas, al suponer que se realice de forma adecuada?
La ineficacia en las obras realizadas por el Gobierno en los últimos años ha generado que los recursos se busquen fuera del país.
No obstante, la transparencia a la hora de realizar las licitaciones, tiende a ponerse en tela de duda cada vez que un proyecto de infraestructura se anuncia.
De hecho, en la actualidad solo existe un gran proyecto vial que se ha logrado elaborar por concesión, la ruta 27, no sin pocas dificultades y cuestionamientos.
Por su parte, la concesión a la firma brasileña generó una serie de cuestionamientos, tras conocerse que Pedro Castro, ministro de Obras Públicas y Transportes, realizó asesorías a OAS en el pasado.
El proyecto generó tanta oposición que se debió dar fin al contrato entre OAS y el Gobierno, proceso que se encuentra en desarrollo.
La polarización de criterios en cuanto a las concesiones también se da en el Congreso.
Por un lado, algunos diputados creen absolutamente en esta figura, mientras que otros le hacen la cruz.
Las concesiones permiten construir obra pública cuando no hay recursos, pero debe hacerse a través de licitaciones y no cesiones sospechosas, comentó Luis Fishman, diputado del PUSC.
Los promotores de esta alternativa provienen de la actual administración, quienes afirman que el MOPT no tiene el material humano ni tecnológico para llevar a cabo este tipo de proyectos.
El MOPT no tiene la capacidad para ponerse sobre sus espaldas los proyectos de alta ejecución, dado que varios gobiernos lo han desmantelado, comentó José María Villalta, diputado del Frente Amplio.
Tras anunciar la rescisión del contrato con OAS, en el Gobierno afirman que el único proyecto de concesión que apoyarán en este último año será la terminal de contenedores en Moín.

Luis Fernando Cascante
[email protected]