Enviar
Desempeño de la tricolor podría ser una tabla de salvación, en momentos de temor para el comercio
Más que la clasificación, se juega una reactivación económica

• Restaurantes, agencias de viaje y comerciantes se beneficiarían de clasificación al Mundial Sudáfrica 2010
• El fracaso no es rentable; hace tres años los patrocinadores se fueron en estampida tras el revés en Alemania

Eduardo Baldares
[email protected]

El rival llamado crisis tiene el control del balón, ataca; los consumidores se defienden, restringen gastos. Como resultado, los comercios resienten esa merma del consumo como patadas en las espinillas.
Hoy que comienza la hexagonal que decidirá la clasificación al Mundial Sudáfrica 2010, Costa Rica se juega la reactivación económica de sectores productivos marcados “hombre a hombre” por una posible recesión.
Implicados directa o indirectamente con el desempeño de la tricolor, esperan que esta avance en las eliminatorias y les provea una inyección de entusiasmo y reactivación del consumo en un año complicado por la fuerte presión del desempleo y merma económica.
Además de los patrocinadores que invirtieron capital para relacionar su nombre con el de la Selección Nacional, con la evidente necesidad de buenos resultados que eso conlleva, hay muchas empresas comiéndose las uñas y esperando que el optimismo de los costarricenses se dispare.
Restaurantes, agencias de viajes y de publicidad, medios de comunicación, transportistas y hasta comerciantes informales cruz
an los dedos por que al equipo dirigido por Rodrigo Kenton le vaya bien.
Ese gol definitivo que buscan las compañías fuera de las canchas es la reactivación del consumo, porque el comercio ha venido desacelerándose desde el año anterior, al punto que en noviembre pasado (indicador más reciente) la actividad mensual había caído hasta un -0,24%.
Una selección en buen nivel rentabilizaría la inversión de los patrocinadores oficiales, por cuanto todo lo relacionado con ella despertaría el interés de los aficionados, haciendo más visibles los anuncios y promociones de las marcas de bebidas, pollo, balones, autos, línea aérea, pinturas, cemento, artículos deportivos, electrónicos, telecomunicaciones y servicios bancarios que ya firmaron con la Federación Costarricense de Fútbol (Fedefútbol).
Un caso llamativo es el de la multinacional de telecomunicaciones Digicel, que sin haberse abierto oficialmente la competencia en ese mercado, firmó una alianza con la Fedefútbol, reconociendo en este deporte una puerta de entrada grande para darse a conocer en un nuevo país.
“Es un honor convertirnos en aliados de una de las selecciones más exitosas de Concacaf”, comentó Luis LaRocca, vicepresidente de la firma para Centroamérica, cuando suscribió el vínculo.
Sin embargo, también cabe el riesgo de que la selección no sea exitosa. Un pobre desempeño podría tener el efecto de un autogol desde el punto de vista comercial.
Por eso no extraña que luego de la triste participación de Costa Rica en el último Mundial Alemania 2006 —posición 31 entre 32 selecciones—, la Federación sufriese una desbandada de patrocinadores.
Eran 40 y al día de hoy se contabilizan solo 14 oficiales, quienes aportan unos ¢37 millones mensuales “que son los que nos dan
un sostén, aunque es de esperar que conforme el equipo se vaya aproximando a Sudáfrica se sumen otros”, anticipó Joseph Ramírez, secretario general de la Fedefútbol.
Otras compañías quizás no han invertido directamente, pero sí ven en la Selección Nacional un oasis en medio de un año desértico.
El hecho es que un 83% de los consumidores acepta haber disminuido sus niveles de consumo, de acuerdo con el Estudio de Opinión efectuado por la firma CID-Gallup entre el 16 y el 22 de enero para LA REPUBLICA.
“En nuestro sector hay negocios que han bajado su volumen de ventas entre un 30% y un 70%, por lo que es muy importante que la selección saque resultados positivos, de manera que motive a las personas a disfrutar de los partidos fuera de sus casas”, comentó Edgar Marín, presidente de la Cámara Costarricense de Rest
aurantes y Afines, quien calculó que en un día de partido se puede vender “hasta un 40% más que en uno normal… Siempre y cuando Costa Rica ande bien”.
Por efecto multiplicativo de la economía también se verían beneficiados los taxistas y proveedores de bebidas y alimentos, entre otros, pero más allá de ellos se podrían disparar inversiones en llamadas telefónicas y mensajes de texto para comentar los partidos, compra de artículos alusivos a la selección, de clubes de viajes para acompañar al equipo fuera del país y un sinnúmero de bienes.
Por ejemplo, si bien la publicidad es uno de los primeros rubros que las empresas recortan cuando disminuyen sus gastos en épocas críticas, si los resultados son favorables es de esperar que se produzca “una alta dema
nda por espacios en los medios de comunicación relacionados con la Selección Nacional”, comentó Isaac Castro, economista.
Incluso el comercio informal se persigna. “La calle está durísima, si la ‘sele’ no gana no sé qué voy a hacer con la mercadería”, dijo un vendedor de camisetas no oficiales en los alrededores del estadio Ricardo Saprissa, quien prefirió no ser identificado.
¿Y cuáles son las posibilidades reales de clasificación? Parece haber una coincidencia entre la mayoría de analistas en ubicar a los equipos en tres grupos.
En el primero están los “grandes” de la Concacaf, Estados Unidos y México, quienes disputarían el liderato; después siguen Honduras y Costa Rica, de donde saldría el último clasificado directo al Mundial 2010 y el que tendría que disputar un repechaje contra el quinto lugar de Suramérica. Finalmente, El Salvador y Trinidad y Tobago son vistos como los más débiles de la hexagonal, aunque también hay quienes ubican a los caribeños como posible sorpresa.
“Costa Rica peleará con Honduras por el tercer sitio directo y por lo menos alcanzará repechaje (…) Mucho de esto dependerá de saber aprovechar el calendario de inicio que le es favorable (tres de cinco partidos en casa)”, pronosticó la página especializada goal.com.
Para los empresarios lo que importa es el resultado final: que Costa Rica vaya al mundial, sin importar cuáles otros equipos de Concacaf lo acompañan a Sudáfrica.

Ver comentarios