Seguros contra volatilidad cambiaria con poco uso
Enviar
Exportadores redujeron sus utilidades unos ¢53 mil millones en diciembre por revaloración del colón
Seguros contra volatilidad cambiaria con poco uso

• Analistas señalan que es momento para prever volatilidad futura
• Instrumentos evitan sorpresas y dan estabilidad a los resultados

Mónica Cordero
[email protected]

A pesar de que existe incertidumbre en el mercado financiero ante el futuro del tipo de cambio, pocas compañías utilizan los instrumentos existentes para minimizar el riesgo.
Los instrumentos existe
n y entidades bursátiles y bancarias ofrecen y preparan opciones para quienes tienen exposición al diferencial cambiario.
La Bolsa Nacional de Valores, por un lado, impulsa la figura de los contratos de diferencia desde mediados de 2006, mientras que el sistema bancario analiza un reglamento que permitirá la oferta de productos que valoren el riesgo cambiario.
Las coberturas cambiarias son herramientas que permiten fijar hoy un tipo de cambio a futuro, a través del mercado de valores o intermediarios financieros. La mecánica permite recibir una compensación cuando hay movimientos adversos y, en caso contrario, pasar la ganancia a la contraparte.

Estos instrumentos son utilizados con frecuencia por empresas con operaciones globales, que adquieren materias primas e invierten en el mercado internacional, como es el caso de Durman Esquivel, empresa líder en Latinoamérica en la elaboración y distribución de productos de PVC y derivados.
“Nosotros sabemos, de acuerdo con nuestra estrategia de cobertura, las exposiciones y los riesgos que queremos tomar. Conforme a esta información tomamos decisiones de negocios claras sobre la exposición deseada. La ausen
cia de sorpresas brinda tranquilidad a la operación y estabilidad a los estados de resultado”, argumentó Alexandra Thome, especialista de derivados de la compañía.
“Aquí nunca se pierde porque los costos finales se fijan con precios a futuro. El margen es el deseado sin importar variaciones hacia arriba o abajo en el valor de una moneda. Esto brinda seguridad porque se vuelven predecibles los costos financieros”, añadió Thome.
Colombia es uno de los mercados latinoamericanos donde las coberturas cambiarias toman fuerza.
“El tema de la tasa de cambio se vuelve recurrente para todas las compañías. Si uno liga su productividad a la tasa de cambio pone en riesgo la actividad principal del negocio. Esto se vuelve una situación general con la debilidad del dólar”, explicó Carlos Alberto Rodríguez, representante del grupo ISA de Colombia.
En Costa Rica, el Banco Central abrió la posibilidad a los intermediarios financieros de ingresar al mercado de coberturas cambiarias.
El Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero inició la consulta del reglamento el mes pasado. En tanto, la Bolsa Nacional de Valores transó el primer contrato de diferencia en noviembre pasado, a través de BCT Valores. No obstante, hasta la fecha se carece de más operaciones.
La adhesión del tipo de cambio a la banda inferior del sistema es una de las razones que justifican la poca demanda de estas herramientas en el país, sin embargo, el panorama económico mundial sugiere minimizar el riesgo.
“Cuando hay volatilidad es demasiado tarde. Si no hay certeza sobre cuál será el tipo de cambio a futuro, hay que pensar en las acciones que se pueden tomar si no se quiere especular. Hay mucha incertidumbre en este momento. Ahora que tenemos un Banco Central enfocado a controlar la inflación, debemos acostumbrarnos a la volatilidad en el tipo de cambio y a tomar las medidas necesarias para evitar el riesgo que esto gener
a”, indicó Mathew Sullivan, director de la Bolsa Nacional de Valores.
Fernando Estrada, analista del Grupo Aldesa, opina que el mercado de coberturas cambiarias no se ha desarrollado porque se espera una apreciación de la moneda y los exportadores, importadores y empresas susceptibles al tipo de cambio sienten certeza.
“No podemos asegurar que la banda inferior se mantenga pegada al piso en los próximos meses. Es un excelente momento para capacitarse en el uso de las coberturas cambiaras y comprarlas. Ahora es más barato y simple adquirir las coberturas. En un futuro puede ser más complicado”, comentó Estrada.
La Cámara de Exportadores de Costa Rica (CADEXCO) desarrolla un proceso de capacitación a sus asociados en el tema de coberturas cambiarias.
Un balance del efecto del cambio en la política cambiaria, realizado por la entidad, reveló que la apreciación del colón frente al dólar implicó una merma en las utilidades del sector estimada en ¢53 mil millones en diciembre.
“Hay desconocimiento del sistema. La idea es dar asesoría para que el sector utilice las coberturas cambiarias y controle el riesgo. Es importante prepararse ante una fluctuación futura. Las pequeñas y medianas empresas ya tienen problemas por el incremento en el costo del petróleo y los agroquímicos, bienes importados que son afectados por la inflación internacional”, señaló Mónica Araya, presidenta de la CADEXCO.

Ver comentarios