Logo La República

Viernes, 14 de diciembre de 2018



NACIONALES


Vencimiento de concesiones será aprovechado para ordenar sistema

Sectorización y cobro electrónico de buses va sí o sí en 2021

Empresarios que no participen podrían perder licencia de explotación

Esteban Arrieta [email protected] | Lunes 22 octubre, 2018

Gerson
“El sector de transportes está dispuesto a colaborar y ser partícipe de la solución a los problemas de embotellamiento”, dijo Silvia Bolaños, directora ejecutiva de la Cámara Nacional de Transportes. Gerson Vargas/La República


Al caducar las concesiones de bus en 2021, el gobierno aprovechará la oportunidad para impulsar la sectorización y cobro electrónico de los autobuses.

Los empresarios del transporte público que no participen en el proceso, pondrían en riesgo sus negocios.

La idea es hacer más eficiente el sistema de buses y además, ordenar el flujo vehicular para reducir las presas, confirmó Claudia Dobles, primera dama y encargada del área de movilidad urbana del gobierno.

Lea más: Ni pago electrónico, ni sectorización, ni tren

El proceso serviría también para que haya más control sobre el sistema, en cuanto al número de pasajeros y rutas, ya que también se impulsaría el cobro electrónico.

Mientras se vencen las concesiones, el gobierno ya trabaja en una serie de tareas para facilitar el proceso.

El establecimiento de carriles exclusivos y la recuperación del derecho de vía en algunos puntos del área metropolitana, son algunas de ellas.

También puso en funcionamiento una mesa de diálogo para operativizar el cobro electrónico.

Lea más: Rodolfo Méndez: “No vamos a entrar suavecito con la sectorización de buses”

La decisión del gobierno se da en momentos en que el porcentaje de usuarios de los buses se reduce a un 47%, cuando en 2015 era del 59%, según un estudio de la Contraloría dado a conocer hace dos meses.

La sectorización y el cobro electrónico son fundamentales si se considera que actualmente, los usuarios duran hasta dos horas para trasladarse diariamente a su hogar o centro de trabajo.

Asimismo, la duplicidad de rutas hace que los conductores pierdan tiempo y dinero atrapados en los diferentes embotellamientos que se generan.

No existe tampoco certeza sobre un cobro justo de las tarifas.


Siete pecados capitales


Los autobuses se han convertido en un problema debido al desordenado sistema de transporte público que hoy está vigente.

1. Traslados deficientes

Los recorridos de los usuarios son entorpecidos por las brechas.
Una persona que viaja de la zona este a la oeste de la capital, está obligada a caminar 1,5 kilómetros entre Cuesta de Moras y el Hospital San Juan de Dios.
Otro caso de transbordo incómodo sería viajar desde la parada de buses de Tibás, en las cercanías del Correo, hasta las paradas de Pavas, Montes de Oca, Zapote o Desamparados, todas, con un recorrido no menor a un kilómetro.

2. Duplicación de rutas

Unas 60 rutas congestionan todos los días el Paseo Colón, cuando podrían estar agrupadas.

3. Falta de competencia

Las concesiones de las rutas de buses se otorgan por un plazo de siete años, lo que implica la posibilidad de que un operador eficiente gane la concesión y es básicamente imposible que un operario pierda la licencia de explotación.

4. Costo operativo poco controlado

Una empresa de autobuses puede obtener una tarifa elevada para una ruta, al reportar una demanda baja.
Los datos del número de pasajeros no son controlados adecuadamente. Un sistema de cobro electrónico facilitaría la información de manera remota y en tiempo real.

5. Costo capital poco controlado

El sistema actual a veces impone un costo excesivo a los pasajeros, al permitir a una empresa de buses recuperar la inversión en un bus grande y caro, cuando la ruta operaría de forma satisfactoria con un vehículo pequeño.

6. Costo de mantenimiento poco controlado

Hay poca posibilidad de confirmar los gastos de mantenimiento.

7. Mucho tiempo de espera

La mitad de los usuarios considera que se dura mucho esperando el bus en la parada y peor aún, se tarda hasta dos horas para trasladarse a la casa y el trabajo diariamente.


Oportunidad dorada


En 2021 vencen las concesiones de los buses y el gobierno y los transportistas desean aprovechar la oportunidad para hacer más eficiente el transporte público.

Claudia Dobles

Primera Dama
Costa Rica

Para el 2021 tenemos un hito importante que es la renovación de las concesiones de los autobuses.
La oportunidad será aprovechada para caminar con ellos, en un diálogo transparente.
La idea es hacer avances anuales y métricas de desempeño sobre las concesiones y así ir avanzando en el proceso.
El gobierno por su parte, ya ha venido trabajando en varios topics, carriles exclusivos y otras obras, que nos ayudarán a ir creando las condiciones necesarias.

Silvia Bolaños

Directora ejecutiva
Cámara Nacional de Transportes

En estos momentos tenemos concesiones vigentes, con reglas claras y sobre ellas, tenemos que trabajar hacia el futuro. No creo que sea una amenaza, sino una oportunidad para mejorar el transporte público.
Siento que hay cosas que ya podemos ir trabajando y agradezco el esfuerzo que hará el gobierno en ese sentido.
El sector de transportes está dispuesto a colaborar y ser partícipe de la solución a los problemas de embotellamiento.

Rodolfo Méndez

Ministro
MOPT

Que no se entienda que vamos a entrar suavecito y que vamos a hablar solo de temas que les gustan a los autobuseros como el cálculo de las tarifas. No puede ser que 20 años después de que empezamos a hablar de la sectorización, nos encontremos hoy con sectores que aún no se constituyen como tales.
No solo vamos a hablar de la sectorización y megaterminales, sino también de la implementación de carriles exclusivos para los autobuses.

Olman Vargas

Director ejecutivo
Colegio de Ingenieros y de Arquitectos

El gobierno debe mejorar la calidad de vida de la mayoría de los costarricenses y bajo esa premisa, debe entender que cualquier empresario que no quiera participar en los procesos de negociación en torno a la sectorización y pago electrónico, debe perder la concesión.
Lo ideal es que haya un consenso, pero si no existe de aquí a 2021 hay que tomar decisiones.
El problema de los embotellamientos no está afectando a todos y es hora de hacer algo, no podemos seguir igual.

Erick Ulate

Presidente
Consumidores de Costa Rica

La finalización de las concesiones del transporte público, nos abre una importante ventana, para modernizar y mejorar el servicio que hoy reciben los costarricenses.
Esperamos que no solo la sectorización se ponga en práctica para reducir los embotellamientos, sino que el CTP piense en las necesidades de las personas, al definir paradas, rutas y otras cosas.
Tiene que haber además evaluaciones permanentes.


Menos pasajeros


El transporte público pierde pasajeros, mientras que el porcentaje de personas que usa vehículos particulares aumenta, según un estudio realizado por la Contraloría General de la República sobre los servicios públicos (cifras en porcentaje).

Variable 2015 2018
Uso transporte público* 76 56
Buses 59 47
Carro particular 28 41

Fuente: Contraloría General de la República, Estudio sobre servicios públicos
*Incluyes buses, taxi, tren y plataformas como Uber









NOTAS RELACIONADAS