Rodolfo Méndez: “No vamos a entrar suavecito con la sectorización de buses”
Enviar

Al considerar que es fundamental ordenar el sistema de transporte público de una vez por todas, Rodolfo Méndez Mata, ministro de Obras Públicas y Transportes (MOPT), se puso como meta lograr la sectorización.


La idea es desahogar las principales vías en la Gran Área Metropolitana y de esta forma, reducir las pérdidas que se generan por las presas en términos de dinero y tiempo, para miles de conductores y ciudadanos diariamente.


Para ello, no solo se piensa en la sectorización y megaterminales —para agrupar las líneas de buses—, sino también en la implementación de carriles exclusivos para los autobuses.

Asimismo, se podría dar el caso de fusionar diferentes rutas en una sola línea.


El jerarca no entiende cómo después de 20 años, el gobierno no ha sido capaz de poner en funcionamiento este importante proyecto, sobre todo, por la necesidad que tiene el país de reducir el impacto de los embotellamientos.


En ese sentido, Méndez asevera que no tolerará la negativa de los autobuseros en este tema, ya que a final de cuentas, el gobierno es el dueño de las diferentes rutas.


“Que no se entienda que vamos a entrar suavecito y que vamos a hablar sólo de temas que les gustan a los autobuseros como el cálculo de las tarifas. No puede ser que 20 años después de que empezamos a hablar de la sectorización, nos encontremos al día de hoy con sectores que aún no se constituyen como tales”, dijo Méndez.


La sectorización del transporte público no es un capricho, ni una ocurrencia, agrega el ministro del MOPT, ya que para avanzar en la ruta del desarrollo nacional, se debe mejorar la calidad de vida de los costarricenses y la competitividad del país, al “detener el suplicio que enfrentamos diariamente”.


Y es que el gobierno se ha propuesto como gran meta hacer atractivo el sistema de transporte público y con ello, incentivar a los conductores a dejar el carro en la casa.


En ese sentido, propuestas como la sectorización y los carriles exclusivos podrían ayudar.


Por ejemplo, en la ruta Tibás–Santo Domingo se redujo el tiempo de viaje de 30 minutos a cinco minutos, gracias a un carril exclusivo que opera para los buses.


No obstante, poner en funcionamiento los carriles exclusivos o la sectorización no será fácil.


En el primero de los casos, se requiere el respaldo de las municipalidades, ya que ellas administran las vías cantonales y esto podría hacer que los proyectos fracasen, tal y como se intentó con el carril exclusivo en Desamparados.


Por otra parte, poner en funcionamiento una sectorización no es sencillo, ya que no solo se trata de limitar el número de rutas, sino también que hay que tomar en cuenta el intercambio de pasajeros de un bus a otros, en las megaterminales cumplir con la ley 7600 para personas con discapacidad y en el nuevo modelo tarifario, según Silvia Bolaños, directora ejecutiva de la Cámara Nacional de Transportistas, quien había explicado a LA REPÚBLICA anteriormente algunos de los retos.


“Los empresarios apoyamos la sectorización, la cual eso sí, debe incluir megaterminales y carriles exclusivos para que sea exitosa. Es muy lamentable que no se hayan mejorado las condiciones de movilidad urbana, a través de proyectos como el de sectorización y tren urbano durante este gobierno. Hoy día, mucha gente prefiere estar atorada en una presa en su auto, antes que utilizar el servicio público, ya que no es atractivo”, dijo Bolaños.


Por otra parte, el jerarca del MOPT indicó que el gobierno está dispuesto a valorar el tema de las tarifas de buses, el cual es un reclamo de los propios empresarios y que en principio ha generado la negativa del sector a hablar de otros temas.


En ese sentido, Méndez reconoce que este último tema es fundamental para allanar el debate de la sectorización.

Los datos
El sistema de transporte público es motivo de preocupación, pero lo cierto del caso es que es sumamente necesario.

1 millón
el número de usuarios de buses al día

30%
El porcentaje en el que aumenta el traslado en un bus durante las horas pico

20 km/h-40 km/h
La velocidad promedio de un autobús

Fuente Aresep

 

 


Ver comentarios