Logo La República

Martes, 24 de noviembre de 2020



NACIONALES


Por cada minuto que pasa, intereses de deuda le cuestan al país ¢4,3 millones advierte economista Gerardo Corrales

Sectores denuncian pérdida de tiempo valioso por diálogo nacional

Rol protagónico debería ser asumido por diputados ante vacío de poder

Esteban Arrieta [email protected] | Viernes 30 octubre, 2020

El presidente Carlos Alvarado
El presidente Carlos Alvarado confía en que el diálogo que dirige dará frutos. Archivo-Shutterstock/La República.


El déficit fiscal, la deuda pública y el desempleo no pueden esperar a que se tomen decisiones dentro de un mes o más, por lo que diversos sectores empiezan a cuestionar el diálogo multisectorial que realiza el presidente Carlos Alvarado.

Un rol más protagónico por parte de los diputados, ante el supuesto vacío de poder e inacción del Poder Ejecutivo, debe ser asumido por el Congreso, con el objetivo de evitar que el país caiga en una situación de impago, advirtió ayer Otto Guevara, presidente del partido Unión Liberal.

“La situación dramática de las finanzas públicas, así como el desempleo y pobreza crecientes, no nos permite seguir jugando de casita en las mesas de diálogo. Ante la rendición del Poder Ejecutivo y su incompetencia demostrada, son los diputados los que deben llenar ese vacío de liderazgo y acometer al menos algunas de las reformas estructurales necesarias para detener un poco la caída libre al precipicio”, dijo Guevara.

Lea más: Jonathan Prendas: “El PAC está minando la confianza de los mercados en el país”

Y es que por cada minuto que pasa sin que Costa Rica tome una decisión, los intereses de la deuda le cuestan ¢4,3 millones al país, denunció Gerardo Corrales, economista de Economía Hoy, quien dejó patente su frustración el miércoles anterior al participar en la segunda jornada de diálogo nacional que impulsa el presidente Carlos Alvarado.

“Estoy en la Mesa Multisectorial convocada por el gobierno. He insistido que el pago anual de intereses es de $3.800 millones por lo que cada minuto en uso de la palabra de 70 personas, nos cuesta ¢4,3 millones. Seamos ejecutivos por favor”, escribió Corrales en su cuenta de Twitter.

La mesa de diálogo que impulsa el presidente -con más de 60 organizaciones – inició su trabajo el 23 de octubre y apenas, se están poniendo de acuerdo con la metodología de trabajo.

Asimismo, acordó volver a reunirse hasta el 5 de noviembre, lo cual, es inaceptable para algunos sectores, al considerar que el déficit cerrará en un 10% del PIB este año y que el desempleo afecta a más de 550 mil personas.

Lea más: Otto Guevara pide a diputados asumir protagonismo ante incapacidad de Carlos Alvarado

Por otra parte, a mediados de semana, la Asamblea de Trabajadores del Banco Popular – que también desarrolla un conversatorio por aparte – desistió de continuar con el diálogo del mandatario, lo cual, encendió nuevas luces de alerta.

“Como dije desde antes de la primera propuesta al FMI, el presidente debe tomar las riendas de su gobierno. Preparar otra propuesta, conversarla con los tomadores de decisión y luego socializarla. Ese es el proceso institucional y democrático. Ya dejen de vender humo”, dijo Pablo Heriberto Abarca, legislador de la Unidad.

La mesa de diálogo multisectorial es el tercer intento que realiza Alvarado para buscar una solución a los problemas fiscales del país.

Primero lo intentó el 9 de agosto con el proceso “Costa Rica escucha, propone y dialoga”, el cual, incluyó la consulta a sectores y que culminó con un plan de ajuste estructural con el Fondo Monetario Internacional que fue rechazado de manera unánime por la inclusión de nuevos impuestos.

Posteriormente, a mediados de octubre se canceló el diálogo multisectorial que organizaba el Estado de la Nación, ya que no pudo arrancar porque los empresarios no se sintieron representados al tener solo cuatro asientos en un plenario de 29.

Finalmente, el viernes 23 de octubre arrancó el más reciente encuentro.

“El diálogo es una pérdida de tiempo imperdonable, es no querer hacer el trabajo difícil”, dijo Rodrigo Chaves, exministro de Hacienda a mediados de octubre.

Mientras tanto, las principales bancadas en el Congreso insisten en que el gobierno debe ser quien lidere las propuestas.

En ese sentido, Enrique Sánchez, diputado oficialista del PAC, anunció que su partido respetará lo acordado en la mesa de diálogo y que lo impulsará en las sesiones extraordinarias que inician en diciembre, lo que se acuerde prontamente.


Presidente confía en diálogo


El presidente Carlos Alvarado confía en que el diálogo que impulsa dará frutos para resolver los principales problemas del país.

Carlos Alvarado

Presidente
Costa Rica


Costa Rica requiere que retomemos la tradición costarricense de encontrar soluciones a los grandes desafíos nacionales por la vía del diálogo y la institucionalidad.
Este es un proceso de construcción colaborativa que integra a los distintos sectores sociales, empresariales y políticos, con el fin de cocrear respuestas inmediatas en temas de reactivación económica, generación empleo y estabilidad de las finanzas públicas.
Todas y todos tienen el derecho y el deber de proponer cosas en la mesa.


NOTAS RELACIONADAS







© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.