Pedro Muñoz

Pedro Muñoz

Enviar
Viernes 27 Noviembre, 2015

Los costarricenses tienen una responsabilidad, y ante todo una oportunidad muy grande: ser autodidactas. Aprender nuevas destrezas y herramientas nos convierte en personas competitivas

Costa Rica Puede Más

Seamos autodidactas

A sus 50 y tantos años, Eugenia, una madre de un adolescente especial, tomó una valiente decisión: reinventarse.
Hace muchos años había dejado atrás su faceta como empresaria para cuidar a su pequeño y criar a su hija mayor, pero sentía que había llegado el momento de emprender un negocio mediante las redes sociales del que aún no me permite dar detalles.
Eugenia es autodidacta. Por su cuenta investiga, se informa y pide consejo a todo aquel que pueda darle luz. Así deberíamos ser todos, sin importar si somos estudiantes, amas de casa, profesionales, empleados públicos o trabajadores independientes.
Porque todo ese conocimiento está ahí para ser aprovechado y por eso es tan importante universalizar el Internet, para que no exista montaña, océano o río capaz de privar a los costarricenses de esa fuente inagotable del saber.
En un mundo tan competitivo, ya no basta con el conocimiento aprendido. Hay que mantener la mente abierta para explorar, para curiosear, para retener aquello que nos sirva, tal como ha hecho Eugenia.
Eso nos hará trabajadores, emprendedores o profesionales con mayor visión, con mayor criterio, con mayores oportunidades de crecimiento, lo que a fin de cuentas incide en nuestro bienestar material y emocional y nuestro crecimiento intelectual y espiritual.
Los costarricenses tiene una responsabilidad, y ante todo una oportunidad muy grande: ser autodidactas. Aprender nuevas destrezas y herramientas nos convierte en personas competitivas.
Y no es necesario tener mucho dinero para acudir a una universidad o a un instituto técnico. Ahí está todo, al alcance de Internet. Esos ticos como Eugenia, que con su actitud se superan cada día, son aquellos que demuestran que Costa Rica Puede Más.

Pedro Muñoz