Enviar
Compañía invierte $6 millones en renovación de aviones
Sansa adquiere tres nuevas naves
Ayer se inauguraron las pistas de aterrizaje de Nicoya y Nosara

La aerolínea Sansa, propiedad del Grupo Taca, anunció ayer la renovación de su flota de aviones para sus operaciones en el mercado local.
Con una inversión de $6 millones, la compañía introducirá tres nuevos aviones Cessna Grand Caravan.
La compra forma parte del plan de renovación de sus aviones que viene realizando la compañía desde 2008.
Con estos tres nuevos serán ocho los Cessna Grand Caravan que tendrá la aerolínea para sus vuelos en el país.
Con la modernización de la flota, Sansa apuesta a la eficiencia y a la reducción de emisiones de dióxido de carbono y de contaminación sónica.
Además se pensó en la seguridad, dado que las nuevas naves son ideales para aterrizar en pistas cortas como las nacionales, afirmó César Solís, gerente general de Sansa.
En ese mismo sentido, los nuevos aviones vienen equipados con la tecnología Garmin 1000 y tres pantallas LCD, que le facilitan la operación al piloto en condiciones climáticas difíciles, en las cercanías de montañas y de otras aeronaves.
Entre las características de los Cessna Grand Caravan destaca la capacidad para recorrer hasta 1.698 kilómetros, la distancia que hay desde Costa Rica a Miami.
Asimismo pueden desarrollar hasta 341 kilómetros por hora y volar a una altura de hasta 25 mil pies. En cuanto a comodidad, están equipados con asientos de cuero ergonómicos.
El anuncio de la renovación de la flota de Sansa trascendió ayer en el acto de inauguración de las pistas de aterrizaje de Nicoya y Nosara.
La inversión en los aeródromos superó los $3,6 millones, provenientes del impuesto de salida y con los recursos que produce la operación del aeropuerto Juan Santamaría.
En Nicoya se mejoró la pista de aterrizaje de 963 metros de longitud; además se amplió seis metros de ancho, se construyó una malla y se demarcó.
Por su parte, en Nosara también se reconstruyó la pista de un kilómetro de longitud en concreto y se le aumentaron cuatro metros de ancho.
Nature Air, principal rival de Sansa en el mercado de la aviación local, también anunció la compra de naves más grandes, motivada por las mejoras y ampliaciones que se realizan a las pistas de aterrizaje.
Los aviones que pretende adquirir esta compañía son los canadienses Dash 8, con capacidad para 44 personas, adelantó Roberto Kopper, director de la compañía.

Danny Canales
[email protected]
Ver comentarios